La Policía Nacional ha investigado a un varón de 33 años como supuesto responsable de las siete macetas en que crecían otras tantas plantas de marihuana de gran tamaño las cuales, en el momento de su incautación, se encontraban en avanzado estado de floración, en la terraza de su vivienda, cerca de un centro escolar de Motril, en la costa de Granada.

Policías de la comisaría de Motril recibieron una información relativa a la existencia de un número sin concretar de plantas de marihuana ubicadas en la terraza de un inmueble. Este hecho había despertado cierta alarma entre los vecinos dada su proximidad con un centro escolar, según ha informado la Policía Nacional en una nota.

Por tal motivo, los agentes iniciaron las investigaciones por un delito contra la salud pública con la ubicación del lugar concreto donde se encontraban dichas plantas de marihuana y corroboraron la veracidad de la información recibida.

La vivienda se encuentra alquilada e identificaron a sus moradores. Una pareja, cuyo varón, de nacionalidad española y sin antecedentes policiales, sería el responsable del cultivo de marihuana, según se desprende de la investigación policial realizada.

Los agentes accedieron al interior del inmueble con la autorización del inquilino e incautaron siete plantas de marihuana de gran tamaño en avanzado estado de floración que arrojaron un peso de 7.950 gramos.

El investigado manifestó que la tenencia de la marihuana era para su autoconsumo. En cualquier caso, en España cultivar marihuana en el domicilio es ilegal, sea cual sea la cantidad y el fin lúdico o terapéutico de dicho cultivo.