Muchas comunidades están optando por cerrar la hostería como medida preventiva para frenar el avance del Coronavirus. No es el caso de la Comunidad Valenciana, que lejos de ello, ha mostrado su apoyo a la hostelería y asegurado que no cerrará, de momento, bares y restaurantes.

Sin embargo, la Generalitat Valenciana si ha tomado medidas. La primera de ellas ha sido restringir a un tercio el aforo en locales comerciales minoristas e interior de espacios de restauración. Además, ha limitado el aforo de terrazas y espacios culturales al 50%.

Así lo establece la resolución publicada por la Conselleria de Sanidad  de la Comunidad Valenciana este viernes 6 de noviembre en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana. Esta nueva medida, además, deja sin efecto las restricciones en las localidades más afectadas que se decretaron la semana pasada.

El texto, que estará en vigor desde la medianoche de este sábado hasta el 9 de diciembre a las 23.59 horas, también limita a un máximo de 25 personas al aire libre y 15 en espacio cerrado las ceremonias religiosas y velatorios. Además, la Comunidad Valenciana no permite autorizar ningún tipo de «evento o actividad multitudinaria».

Andalucía decidirá el domingo

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado una nueva reunión este domingo del comité de expertos para evaluar la situación de la pandemia en el territorio y determinar nuevas medidas. Tras el fin del toque de queda ese mismo día, Moreno no ha descartado ningún escenario, manteniendo su postura de implantar medidas “más estrictas” si no mejoran los datos y el confinamiento domiciliario como “última opción”.

El presidente ha reconocido que la situación es “francamente preocupante”, señalando que las cifras de Granada se han disparado tras el puente. En este sentido, ha señalado que si los datos se mantienen “no nos queda más remedio que limitar la movilidad y los horarios de abajo a arriba“, es decir, dado el caso, ampliar el toque de queda hacia la tarde, “para no dañar más a la productividad matinal que es la que tiene el pico más alto de actividad”.

“Son medidas que hacen daño al tejido productivo, pero no tenemos otra alternativa que limitar la movilidad si no queremos ir al confinamiento domiciliario”, ha afirmado Moreno en su intervención el foro virtual ‘El Turismo y el Covid: su repercusión en Málaga, Costa del Sol, Andalucía y España’, organizado por SUR; insistiendo en que desde el Ejecutivo andaluz “trabajamos en encontrar el equilibrio entre la salud y el sector turístico, el más dañado por la pandemia”.

El posible cierre a las 15:00

Juanma Moreno piensa que “es una decisión difícil”. Puesto que “cerrar el grifo de la movilidad afecta a la economía y repercute en la actividad y en el negocio de muchas familias andaluzas”.

El jefe del ejecutivo andaluz ha asegurado que el próximo domingo, 8 de noviembre, se reunirán los expertos y siguiendo sus recomendaciones, “tomaremos una decisión”.

Juanma Moreno propone, en caso de que finalmente sea necesario hacerlo, “preservar todo lo que podamos la franja de mayor producción en la economía”. Para el presidente de la Junta de Andalucía, esta franja comprende desde primera hora de la mañana hasta las 15:00.
Es decir, “desde la noche hacia atrás, abarcando algo de la tarde para intentar no lesionar más la economía. Es una posibilidad y nada está decidido aún”, comenta.
Moreno finaliza matizando que están “estudiando todas las opciones para evitar el confinamiento domiciliario, que sería la última opción”. Por último, manda un mensaje llamando a la responsabilidad social. “Todos podemos ayudar: respetemos las normas, seamos prudentes, guardemos la distancia de seguridad y usemos siempre la mascarilla”.