Sánchez pide el voto útil para el PSOE y el voto valiente ante VOX

En un mitin ante 300 militantes y simpatizantes en un hotel de Córdoba, Sánchez ha denunciado que PP y Ciudadanos estén «acobardados» ante Vox

El jefe del Ejecutivo y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, pidió el miércoles seis de noviembre, el voto para el PSOE porque, en su opinión, es el único «útil» para tener Gobierno y «valiente» ante la derecha «envalentonada» de la «ultraderecha» de Vox.

En un mitin ante 300 militantes y simpatizantes en un hotel de Córdoba, Sánchez ha denunciado que PP y Ciudadanos estén «acobardados» ante Vox, como quedó reflejado, asegura, en el debate electoral del lunes pasado.

También se ha quejado de las «artimañas» que está empleando el PP en esta campaña, en relación con la campaña de desinformación en redes sociales que el PSOE atribuye a los ‘populares’ y en la que perfiles falsos se hacen pasar por socialistas desencantados para intentar convencer a otros de que no acudan a votar.

«El que apela a la desmovilización del electorado, poca confianza tiene» en los votantes, ha advertido Sánchez, quien por este motivo ha defendido el voto al PSOE como útil y valiente.

Frente a los trucos del PP, a quienes les cuesta «competir limpiamente», Sánchez ha reivindicado el legado de su Gobierno progresista de los últimos 15 meses, periodo en que ha subido el Salario Mínimo Interprofesional o recuperado la cotización a la Seguridad Social de las personas que cuidan a dependientes.

«Hemos demostrado que hasta incluso con unos presupuestos que no son nuestros podemos hacer las cosas de diferente manera», ha subrayado antes de enumerar alguno de los objetivos que quiere poner en marcha en la próxima legislatura.

Entre otras cuestiones, se ha referido a su voluntad de aprobar una nueva ley educativa, de conceder más recursos al pacto de estado contra la violencia de género, de aprobar un nuevo estatuto de los trabajadores, de reconocer la atención bucodental dentro de las prestaciones de la sanidad pública o la regulación de la eutanasia.

El proyecto del resto de formaciones políticas en cambio se reduce, simplifica Sánchez, en «frenar al PSOE» o favorecer que tras el 10 de noviembre «salga un gobierno más débil». Eso es lo que querrían, sostiene, «los independentistas, la derecha» y «una pretendida izquierda», en alusión a Unidas Podemos.