El jefe lo ha vuelto hacer. La bomba del último día del mercado se ha producido en Segunda División. La UD Almería ha firmado al delantero nigeriano, medallista olímpico, Umar Sadiq. El jugador africano la decimoséptima cara nueva de la UDA, el delantero de campanillas que el jeque prometió a la afición.

Los rojiblancos han firmado a un auténtico ‘killer‘. Con el conjunto serbio, Umar Sadiq ha marcado un total de 23 goles en 51 partidos. Se trata de un punta muy poderoso en el juego aéreo, con sus 1,92 metros de estatura, y destaca por su potencia y gran zancada.

A pesar de los rumores que circulaban en torno a su fichaje sobre cuanto podría rondar su fichaje -en torno a los 10 kilos, lo que lo habría convertido en el más caro de la historia del Almería-, se ha cerrado mucho menos. La entidad almeriense desembolsará cinco millones fijos más cuatro en variables. Una operación redonda por un jugador muy necesitado. El africano firma hasta 2025.

Umar Sadiq ha pasado por numerosos equipos: Roma, Spezia, Bologna, Torino, NAC Breda, Rangers y Perugia. Su gran temporada en el Partizán hizo que los grandes de Europa pusieran el ojo sobre él. El delantero fue uno de los jugadores más destacados de su selección en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

Con su llegada al Almería, Sadiq recoge el testigo del último gran delantero nigeriano que militó en el Almería: su compatriota Kalu Uche. Un jugador histórico en el club indálico. Más recientemente, otros nigerianos también jugaron en el primer equipo. Es el caso de Valentine Ozornwafor o Ramón Azeez.