Agentes de la Policía Nacional han detenido, en la barriada malagueña de El Palo (Málaga), a una mujer de 41 años y nacionalidad española. Esta se dedicaba, presuntamente, al cultivo de marihuana en una vivienda familiar para su posterior comercialización al menudeo. Fruto de la operación, se han intervenido 305 plantas de cannabis sativa.

La detención tuvo lugar el pasado día 30 de septiembre. La investigación se inició a raíz de una información recibida que apuntaba a la existencia de un cultivo ‘indoor’ en una casa de la zona este de Málaga; según han informado desde la Comisaría provincial.

Un fuerte olor a marihuana desde la casa

Las gestiones realizadas por los agentes permitieron situar la vivienda y comprobar que de la misma emanaba un fuerte olor a cannabis. Además, detectaron un incesante ruido de motores, que se percibía las 24 horas del día; según han manifestado en un comunicado.

Continuando con las pesquisas, la Policía Nacional averiguó que el inmueble bajo sospecha habría sido subdividido en dos viviendas que estaban enganchadas de modo fraudulento a la red eléctrica; además, una de estas había sido acondicionada para el cultivo de marihuana, alojando un invernadero con 305 plantas de dicha sustancia.

En el registro en la vivienda, además de las plantas, los agentes intervinieron bombillas calóricas de 600 kilowatios; medidores de humedad; extractores; ventiladores y máquinas de aire acondicionado, entre otros efectos.