La secretaria general del PP-A, Loles López, ha manifestado este martes 6 de octubre que la «corrupción del PSOE-A, no era cosa del pasado, como quiere hacer ver Susana Díaz, sino también del presente».

En un audio difundido por el PP-A, Loles López se ha referido al llamado caso Marismas sobre las supuestas irregularidades en procedimientos de contratación para adjudicar obras seguidos por la comunidad de regantes Las Marismas del Guadalquivir. En este sentido, recibieron en 2004 una subvención de 40,1 millones de fondos europeos para la modernización de su red de riegos. La justicia ha citado, entre otros, el secretario general del PSOE de Almería y diputado autonómico, José Luis Sánchez Teruel.

«Hablamos de un desvío de fondos comunitarios de 40 millones de euros donde la oficina antifraude de la Unión Europea señala a Sánchez Teruel«, ha dicho Loles López. Además, ha indicado que es curioso cómo Susana Díaz «sigue aplicando siempre su doble vara de medir»: «Cuando un documento policial o judicial señala a cualquier otra persona van a degüello, pero cuando señala a alguien del PSOE, entonces no tiene validez».

Para la dirigente popular, se está poniendo de manifiesto que «la corrupción del PSOE-A no era del pasado, como Susana Díaz quiere hacer ver, sino que es del presente y la tiene sentada muy cerquita».

Ha agregado que estamos hablando de «un posible caso de corrupción que ya veremos como se dirime en los tribunales» y ha insistido en que «lo cierto» es que la «corrupción» sigue rodeando al PSOE-A.

Otro caso de corrupción

El vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín (Cs), subrayó el pasado 9 de julio,  que «los imputados por corrupción política se tienen que ir a su casa» y los partidos deben «expulsarlos». De la misma forma, que los grupos «no podemos dar cobertura a los tránsfugas», como, a su juicio, están haciendo algunos como el PSOE.

En concreto, la Fiscalía Superior de Andalucía informó de que había interpuesto una querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra Francisco Serrano.  Tras tener indicios de un presunto delito de fraude de subvenciones con relación a la ayuda estatal recibida en 2016 por la sociedad limitada Bio Wood Niebla, de la que el ahora ex diputado de Vox era socio.

El socialista Felipe López ha subrayado que Francisco Serrano «puso en el Gobierno» andaluz a Juan Marín, dado el apoyo que el grupo Vox dio a la investidura de Juanma Moreno (PP-A) como presidente de la Junta. Por lo tanto, ha pedido de forma reiterada al vicepresidente que se pronunciara sobre la investigación de la Fiscalía y «deje atrás su silencio atroz» sobre este asunto.

En su último turno, Juan Marín aprovechó para afear al PSOEA que «están cambiando alcaldes con tránsfugas», o que tienen a algún «presidente de Diputación provincial imputado y no le piden la dimisión».

Marín agregó, que los socialistas «no pueden excusarse» en que el PP pueda actuar de igual manera porque en el PSOE «también están con tránsfugas cambiando alcaldes».