Empresa y trabajadores más cerca de firmar la paz en Alestis. Los trabajadores de las plantas de Alestis en Puerto Real y El Puerto de Santa María (Cádiz) han ratificado en sus diferentes turnos de trabajo el acuerdo alcanzado el pasado viernes entre los sindicatos y la empresa del grupo Aciturri.

De esta manera, se evitaba el despido traumático de los 585 trabajadores en Andalucía que en un primer momento planteó la empresa. Según ha indicado desde el comité a Europa Press, el respaldo de los trabajadores ha sido muy mayoritario.

Cabe recordar que el acuerdo alcanzado entre las partes, y que fue firmado el viernes, contempla prejubilaciones para la plantilla de más de 57 años con el 60 por ciento de la base reguladora de cotización hasta que cumplan 63 años. Además, se ha acordado un plan de excedencias incentivadas durante tres años a lo largo de los cuales la empresa adquiere el compromiso de recolocación con indemnización de 20 días por año; y en caso de no recolocación, una indemnización de cinco días por año trabajado.

Igualmente, las partes acordaron el pasado viernes bajas incentivadas para la plantilla menor de 50 años que podrán acogerse a dos modalidades de indemnización, según la que consideren más beneficiosa. Una primera de 30 días de salario, con un límite de 16 mensualidades y un mínimo de diez; y otra de 25 días de salario más una cantidad adicional fija de 7.000 euros, con un tope de 16 mensualidades y un mínimo de diez.

Expediente de regulación de empleo

Hay que recordar que el grupo aeronáutico Alestis, con plantas en El Puerto y Puerto Real en la provincia gaditana, anunciaba que presentaría un expediente de regulación de empleo (ERE) debido a la reducción de la carga de trabajo, aunque no informaba del número de trabajadores afectados. En ambas factorías gaditanas están empleados unos 600 trabajadores que podrían perder sus empleos y sumar un nuevo jarro de agua fría en el sector industrial de la Bahía de Cádiz.

Así se lo comunicaba hace semanas la dirección de Alestis a través de una carta dirigida a los representantes de los trabajadores. En ella expone que la evolución del sector aeronáutico durante los últimos meses ha estado marcada por el retraso y cancelación de pedidos por parte de las aerolíneas como consecuencia de la reducción del tráfico aéreo. Esto ha provocado una importante reducción de las cadencias de fabricación por parte de los principales fabricantes afectando a toda la cadena de suministro del sector.

En el comunicado, la empresa aduce que «tras el análisis y seguimiento de esta situación, Alestis ha ejecutado numerosas medidas para afrontar este escenario y la responsabilidad de la empresa es continuar realizando los esfuerzos necesarios para adaptar el exceso de capacidad productiva a las previsiones de los años venideros para así proteger la supervivencia de la empresa a largo plazo».

Como consecuencia, la dirección de Alestis ha comunicado formalmente a los Comités de Empresa la intención de iniciar un procedimiento de regulación de empleo (ERE), como medida para «poder hacer frente a la situación de reducción de carga de trabajo confirmada por los clientes, y balancear la capacidad productiva de la Compañía con las necesidades del mercado».

De esta manera, ahora se inicia el plazo legal para la constitución de la mesa negociadora con los representantes sociales y por tanto, «el proceso de diálogo para hacer viable el proyecto industrial y garantizar la sostenibilidad de la empresa; una vez finalizado dicho proceso se informará en detalle del resultado de las negociaciones».

Alestis Aerospace cuenta con más de 1.300 empleados repartidos en sus centros de trabajo ubicados en Sevilla, Getafe, Puerto Real, Puerto de Santa María y Vitoria, a los que se suman las instalaciones de Sao José dos Campos, en Brasil.

Cabe destacar que la empresa Aciturri Aeronáutica solicitó este lunes formalmente a los representantes legales de los trabajadores de las filiales Aciturri Aeroengines y Aciturri Aeroestructures la constitución de comisiones negociadoras de expediente de Regulación de Empleo.

Este hecho encendió las alarmas en Cádiz ya que Aciturri tiene el 76,9% de Alestis que salió en 2014 del convenio de acreedores con el compromiso de devolver 284 millones en siete años. A principios de 2021 tendrá que devolver más de cien millones de euros en medio de una difícil coyuntura, dado que su carga de trabajo ha caído un 70% y sus centros están en ERTE.