Este pasado viernes los telespectadores se quedaron un tanto atónitos. Hubo una sorpresa más explícita que implícita en el programa ‘Mi casa es la tuya’ (Telecinco) de Bertín Osborne, que volvía a las andadas, con nuevos bríos, tras el largo y cálido verano. Se trata de un programa siempre agradecido merced a la espontaneidad de Bertín y a la por lo común sinceridad expresada por los invitados.

Tocaba regreso. Y Lydia Lozano era una invitada propicia para la ocasión. Sin embargo el continente del espacio chocó sobremanera. Pese a que el paisanaje de La Palma, tan de naturaleza y platanera, era agradable a la vista, no se trataba en modo alguno del hogar -dulce hogar- de la mediática periodista. ¿Respondía a una exigencia de la propia Lydia?

Pero… ¿por qué Lozano no ha enseñado, del hilo al pabilo de cada dependencia, su casa -¿o casoplón?- de Madrid? Cabe constatar que en efecto no ha habido ninguna exigencia por parte de la colaboradora. No ha sido cosa de ella. No ha impuesto esta condición. La realidad es muy otra: esta temporada Bertín no visitará -no acudirá- a ninguna casa en ‘Mi casa es la tuya’ .

¿Y por qué no acudirá a ninguna casa de sus sucesivos invitados si en puridad en esta peculiaridad estriba la esencia del programa? ¿No sería lo habitual que Bertín recibiera a cada personaje, a cada personalidad, en su casa o en la del protagonista (famoso) de cada entrega semanal?

Bertín comienza indicando que “después del confinamiento los invitados me van a mostrar sus lugares preferidos de España, unos parajes realmente espectaculares”. Por tanto, confirma muy a las claras que no habrá grabación en los domicilios propios. Que la belleza del escenario permanecerá pero desde otros enfoques.

Se cuestiona una idoneidad: la de introducir todo el equipo de producción y grabación en el interior de una vivienda, por muy espaciosa que ésta fuese. Una producción y grabación de la envergadura de Mediaset, que además suma un amplio número de personas.

Téngase en cuenta que el equipo entra en habitaciones, en salones, en cualquier estancia. Ahora, con esta novedad, el equipo de ‘Mi casa es la tuya’ se acopla a exteriores: lo que facilita ganar distancia de seguridad entre unos y otros. Y así evitar el riesgo sanitario que propiciaría estar en un lugar cerrado.

De ahí que ni el programa de Lydia Lozano ni ninguno de los siguientes previstos, como son el caso de invitados tales Jesús Vázquez, Vicky Martín Berrocal o Concha Velasco, se grabará en interiores. Esta temporada prima la precaución. Y las casas se tornarán lugares mágicos. Lugares predilectos. Lugares preferidos en ‘Mi casa es la tuya’ .