La ocupación hotelera cae también en Chiclana

Los cuatro hostales de una estrella han logrado una ocupación del 70 por ciento

La ocupación hotelera cae también en Chiclana, concretamente entre los hoteles y apartahoteles de cuatro y cinco estrellas del Novo Sancti Petri y La Loma se ha situado en el 54,73 por ciento a lo largo del pasado mes de julio.

En este sentido, en cuanto a los establecimientos hoteleros de cinco estrellas del municipio, que supone un total de cinco, es decir, cuatro hoteles y un apartahotel, estos han alcanzado una ocupación del 60,13 por ciento. Por su parte, los establecimientos de cuatro estrellas han alcanzado una media de ocupación del 51,74 por ciento.

Por otro lado, en cuanto a los hoteles y hostales de dos y tres estrellas, que implica un total de doce establecimientos, el porcentaje de ocupación han alcanzado el 60,66 por ciento. Finalmente, los cuatro hostales de una estrella han logrado una ocupación del 70 por ciento, mientras que los apartamentos turísticos y el camping ha superado el 50 por ciento.

“Como consecuencia de la pandemia del Covid-19, que aún tenemos y que comenzó precisamente con el inicio de la temporada turística, las magníficas previsiones que teníamos anteriormente se fueron al traste, provocando una gran incertidumbre entre las cadenas hoteleras y los pequeños establecimientos, que ahora se ha visto reflejada en unos datos, que nada tiene que ver con los obtenidos en los últimos años”, ha indicado la delegada municipal de Turismo, Pepa Vela, quien ha recordado que “un mes de julio habitual, el grado de ocupación superaba el 90 por ciento”.

No obstante, la responsable del área ha indicado que, “al menos, tal y como estaba evolucionando la pandemia y la crisis económica a lo largo de la pasada primavera, que provocó que los hoteles y apartahoteles no pudieran abrir sus puertas hasta bien entrado el mes de junio, los datos no son tan negativos como inicialmente se esperaban”.

“El gran trabajo que se ha llevado a cabo durante los meses de abril, mayo y junio en cuanto a campaña de publicidad y concienciación, así como el esfuerzo por parte de los establecimientos hoteleros para acondicionar sus instalaciones y mejorar los servicios de limpieza, higiene y seguridad han posibilitado que el turista, fundamentalmente nacional, haya vuelto a apostar por el Destino Chiclana, pese a la caída considerable en relación a años anteriores”, ha expresado Pepa Vela, quien ha mostrado su confianza en que “el mes de agosto, una vez se ha comprobado el buen trabajo realizado, los datos sean mejores”.

“Sabemos que no es un año fácil para el sector, aunque también es cierto que para este verano 2020 los visitantes han apostado más por el turismo residencial en detrimento de los hoteles, con el objetivo de evitar el contacto con otras personas”, ha recalcado la delegada municipal de Turismo, quien ha aclarado que, “hoy por hoy, nuestros hoteles están haciendo un gran esfuerzo para preservar la seguridad de sus clientes, lo cual es de alabar”. “Solo queda esperar que el resto de la temporada estival sea satisfactoria”, ha incidido.

En otro orden de cosas, los trabajadores de las oficinas de información turística del centro y Novo Sancti Petri han atendido un total de 1.478 consultas a lo largo del mes de julio. De esta forma, la oficina ubicada en el Centro de Interpretación del Vino y la Sal ha recibido a un total de 817 personas, que ha solicitado información sobre planos/guía de Chiclana (590), transportes (13), cultura y ocio (64) o sobre la provincia (52). Por su parte, los técnicos de la oficina del Novo Sancti Petri han atendido a 291 turistas; mientras que el tercer punto de información, ubicado en la primera pista de la playa de La Barrosa, ha recibido un total de 370 visitas.

“Es muy importante que los turistas que visitan nuestra localidad no solo se queden en los hoteles de la costa, sino que también se interesen por otros aspectos de Chiclana como el centro, sus monumentos y espacios naturales”, ha expresado Pepa Vela, quien ha alabado “el trabajo de los técnicos municipales por seguir mejorando, hasta el punto de que las tres oficinas de información turística han renovado el certificado Q de Calidad y han obtenido recientemente el distintivo ‘Andalucía Segura’”.