Un joven se queda en silla de ruedas y pierde el lenguaje por el Covid-19

«No es broma, protegeos del Covid-19», remarca el joven para abrir los ojos a todos aquellos que ya no le dan importancia a una pandemia

La vida de Marc, un joven de 34 años de Sabadell (Cataluña), ha dado un vuelco de 180 grados. El coronavirus, ha cambiado su vida por completo, relegándolo a una silla de ruedas y arrebatándole la capacidad de comunicarse verbalmente.

El Covid-19, a partir de su octavo día de desarrollo, puede producir lo que se conoce como ‘tormenta de citoquinas’, una inflamación de los pulmones tan grande que hasta el propio virus se ve relegado a un segundo plano.

Esta inflamación genera problemas respiratorios y cardiovasculares, lo que venimos conociendo como los trombos que han dejado secuelas en numerosos pacientes, como en el caso de Ortega Smith, diputado de Vox.

En el caso de Marc, ni su juventud, ni su buen estado de salud, han servido de escudo protector para que el virus no causase estragos en su cuerpo. El joven, sin patologías previas, entró en el hospital con síntomas leves de Covid-19, sin embargo, sufrió una trombosis pulmonar y dos infartos de miocardio a raíz de la complicación del virus.

Tras más de tres meses luchando por su vida, Marc tendrá que enfrentarse a una inimaginable situación hace unos meses: recuperar el habla y aprender a vivir en silla de ruedas.

La juventud parece haber perdido en los últimos meses el respeto hacia el virus, por lo que Marc hace un llamamiento a toda la sociedad para que tomen conciencia de lo grave y terrorífico que puede llegar a ser la enfermedad.

«No es broma, protegeos del Covid-19», remarca el joven para abrir los ojos a todos aquellos que ya no le dan importancia a una pandemia que arrasa en el mundo entero y que parece que a veces hay quien no se quiere enterar de la gravedad de la situación.