El rapero Delaossa: «Hay que poner la mano, torcer el brazo»

En este nuevo EP, Delaossa habla de la paradoja del éxito que ha cosechado desde su barrio de El Palo y que le ha llevado de gira por Latinoamérica 

El rapero Delaossa ha estrenado ‘La Tour Liffee’, un nuevo EP en el que explora la paradoja del éxito que ha cosechado desde el barrio malagueño de El Palo y que le ha llevado de gira por Latinoamérica para instalarse en Madrid, sin que la nostalgia por Málaga le abandone.

«Ha sido una experiencia un poco improvisada, pero me he basado un poco en las vivencias que he tenido en estos últimos meses y ha sido un poco mecánico, he ido escribiendo de sensaciones que he tenido nuevas y las he aunado todas en el EP», ha explicado Delaossa a.

La ‘mixtape’ se compone de cinco temas (‘Por Nosotros’, ‘Me Mudé a Madrid’, ‘Aleluya’, ‘Lejos’ y ‘Veneno’) y colaboraciones con el canario Cruz Cafuné e Israel B, además de ‘beats’ de Gese Da O y J.Moods.

«Con Cruz la hice hace unos meses antes de irme por segunda vez a Latinoamérica. Lo conocí en Tenerife, a mí me gusta mucho la música que él hace, nos pusimos música una noche y de ahí salió la idea de hacer el ‘hit'», ha precisado al respecto. «Una vez que llegué a Madrid ya nos juntamos, porque casualmente él ya estaba aquí y salió ‘Lejos’, que es un tema de viajar y de echar de menos», ha dicho.

De igual forma ocurrió con Israel B. «Fue porque me mudé a Madrid, me gusta mucho su música, me parece un tío muy duro y dijimos: vamos a juntarnos, vamos a hacer un tema».

Advertisement

En este EP, Delaossa habla de «sensaciones como el éxito, pero a la vez echar de menos a tu familia; estar fuera haciendo lo que quieres, pero sin estar cerca de los tuyos», además de que se mantiene fiel a sí mismo alejándose de las tendencias: «todos quieren ser J.Balvin o Bad Bunny».

La publicación de ‘Un perro andaluz’, su primer álbum, y temas como ‘La placita’ acumulan millones de visitas y han llevado al rapero a estar entre los más importantes del rap en España y Latinoamérica, aunque para él «el vértigo es pasajero, al final uno está decidido por lo que quiere, siempre mirando hacia delante y con ganas de más».

«A veces hay momentos en que dices: todo esto lo queríamos conseguir, pero está pasando de verdad; te lo esperas, pero a la vez te impacta, y sí, un poco de vértigo se siente, pero luego hay que estar siempre fuerte y tirar para adelante», ha insistido.

Además, en el EP hace una reflexión sobre la vida en Madrid y en Málaga, ya que «saliendo de Málaga lo ves todo con más perspectiva también, conoces otras culturas, y puedes hacer una crítica de tu zona, constructiva siempre», aunque de tener que elegir se quedaría con Málaga. «Obviamente Madrid me gusta mucho, me parece una ciudad interesante y con mucha actividad, pero al final mi Málaga es mi Málaga, mi barrio es El Palo y lo llevo siempre por bandera».

«Soy una persona nostálgica que le gusta hablar de sus inicios y también del futuro, pero el destino hablará por sí mismo e iré haciendo lo que me vaya saliendo de la mente», ha detallado sobre futuros proyectos.

Además de lugares y experiencias de los viajes, Delaossa también habla de desamor y otras situaciones tristes que le han ocurrido. «Yo siempre he sido un chaval que habla mucho de sus sentimientos, que es una cosa que llevo implícita en mi música desde el principio: me cuesta pero me sale solo», por lo que «hasta las cosas más tristes las narro igual en las canciones y sin ningún tipo de problema», como en el tema ‘Veneno’.

Por otro lado, este EP sale en mitad de una pandemia mundial que también le ha afectado. «En el sentido profesional nos han cancelado muchos festivales a los que tenía muchas ganas de ir este verano y conciertos de nuestra gira propia». «En lo personal, bien: estuve en mi casa en el Palo, me pilló en Málaga con mis colegas del equipo y la verdad que fue liviano».

«Uno tiene que mirar por los demás también, supongo, y tiene que hacer pensamiento colectivo. Yo creo que aquí estamos perjudicados un poco todos, así que hay que poner la mano, torcer el brazo», ha reflexionado.

sierra nevada