Andalucía permitirá la movilidad entre provincias a partir del lunes 8 de junio

Juanma Moreno prevé que la Fase 3 se prolongue «al menos 14 días» y avisa de que la Junta «limitará la movilidad» si se detecta algún riesgo

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha anunciado este sábado que su gobierno va a permitir que se pueda viajar «libremente» por el conjunto de la comunidad autónoma desde este próximo lunes, 8 de junio, coincidiendo con el pase de la región a la Fase 3 del plan de transición hacia la «nueva normalidad» de la crisis del coronavirus.

Así lo ha comunicado Moreno en una declaración pública tras presidir una reunión del Grupo Asesor de la pandemia de Covid-19 en el Palacio de San Telmo de Sevilla, un día después de que el Ministerio de Sanidad confirmara que toda Andalucía accederá desde este lunes a la Fase 3 de la ‘desescalada’.

El presidente ha explicado que la Junta, «asesorada por su comité de expertos», solicitó este viernes al Gobierno de España que la unidad territorial aplicable a efectos de ‘desescalada’ en Andalucía fuera la comunidad autónoma en su conjunto, y no las ocho provincias por separado, y así lo ha aceptado el Ministerio de Sanidad y se ha publicado este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), según ha explicado Moreno.

Tras ello, la Junta ha decidido, en el ejercicio de sus competencias, y con el aval de su comité de expertos, permitir la libre movilidad dentro de Andalucía a partir de este próximo lunes, y así se lo ha comunicado al Gobierno central, según ha indicado Moreno.

Cabe recordar que, según el acuerdo de autorización de la sexta y, según la previsión del Gobierno, última prórroga del estado de alarma declarado por el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, publicado este sábado en el BOE, «la autoridad competente delegada para la adopción, supresión, modulación y ejecución de medidas correspondientes a la fase III del plan de desescalada será, en ejercicio de sus competencias, exclusivamente quien ostente la Presidencia de la comunidad autónoma, salvo para las medidas vinculadas a la libertad de circulación que excedan el ámbito de la unidad territorial determinada para cada comunidad autónoma a los efectos del proceso de desescalada».

De igual modo, «serán las comunidades autónomas las que puedan decidir (…), y con arreglo a criterios sanitarios y epidemiológicos, la superación de la fase III en las diferentes provincias, islas o unidades territoriales de su comunidad y, por tanto, su entrada en la ‘nueva normalidad'», según recoge también el acuerdo para la prórroga del estado de alarma.

Sobre este aspecto, el presidente de la Junta ha avanzado que «la fase 3 durará al menos 14 días», un periodo durante el que «tenemos que saber administrar bien todo lo que tenemos entre las manos», porque, «si actuamos con irresponsabilidad, pagaremos las consecuencias dando pasos atrás, y ya sabemos lo que eso supone», según ha advertido.

Llamada a la prudencia y responsabilidad

En esa línea, Moreno ha subrayado que «llega un momento clave», y el «peligro» del coronavirus no ha pasado, e incluso «puede ser mayor» en esta nueva fase de desescalada, por lo que ha pedido a los andaluces que sean «prudentes, sensatos y responsables», y afronten la Fase 3 como «una nueva oportunidad de seguir derribando la barrera de los tópicos y prejuicios sobre Andalucía».

En esa línea, ha apuntado que el lunes Andalucía entrará en «un momento que es esperanzador para todos, pero que sigue siendo difícil y delicado», y, de hecho, ha opinado que la Fase 3 «será probablemente la más difícil de gestionar del estado de alarma, porque hemos doblegado, pero no derrotado el coronavirus», que «tiene la misma capacidad de contagio» y «puede ser tan dañino y letal como lo era el 14 de marzo», cuando el Gobierno decretó el estado de alarma, según ha sostenido.

Moreno ha subrayado que la «victoria definitiva» sobre el virus «llegara cuando la ciencia nos proporcione una vacuna», por lo que, hasta tanto eso no se produzca, hay que ser «extremadamente cautelosos», por lo que ha apelado a la «colaboración ciudadana, fundamental en este momento».

Ha apuntado que «todos ansiamos el momento de poder movernos con libertad» para ir a segundas residencias o visitar a familiares y a amigos, y ha recordado que en parte de Andalucía se vivirá un ‘puente’ festivo esta próxima semana por el Corpus Christi, por lo que ha insistido en pedir «prudencia, porque nos estamos jugando mucho» con la actitud que se adopte.

Ha avisado además de que su gobierno «seguirá trabajando para garantizar la salud pública, y actuará de forma clara y contundente en el caso de que la situación se complique o se detecte un riesgo excesivo en algún punto o momento», de forma que, «si en el futuro es necesario limitar la movilidad, lo haremos».

Avanzar unidos en la ‘desescalada’

El presidente también ha defendido el pase de Andalucía en su integridad a la Fase 3 desde el lunes, porque era «lo justo», y en ese sentido ha recordado que su gobierno ha estado reclamando «desde el primer momento» que comenzó a aplicarse el plan de transición hacia la ‘nueva normalidad’ que Andalucía avanzara «unida en la desescalada», incluidas las provincias de Málaga y Granada, que accederán a la Fase 3 tras pasar sólo una semana en la 2.

«Tenemos que salir juntos y unidos de esta crisis sanitaria», según ha proclamado Moreno, que ha dedicado palabras de «agradecimiento» a los andaluces por su comportamiento durante la pandemia, por haber sido «ejemplo de responsabilidad, de prudencia, de ser un pueblo maduro y preparado para hacer frente con serenidad y firmeza a las dificultades».

«El comportamiento ejemplar de los andaluces, unido al trabajo eficiente y denodado de nuestros sanitarios, nos ha permitido llegar a la fase 3», ha agregado el presidente de la Junta, quien ha incidido en que el «esfuerzo» desarrollado durante el confinamiento «está mereciendo la pena» y «dando resultados», porque «la presencia del virus en Andalucía es muy inferior a la del resto de comunidades autónomas», algo que ha vinculado con la «actitud responsable de los andaluces», así como con la labor «ingente» de los sanitarios y «la anticipación con la que hemos afrontado la crisis».

En esa línea, Moreno ha destacado que Andalucía es hoy «la comunidad autónoma con menor incidencia del virus en los últimos 14 días», así como que en sus hospitales sólo permanecen ingresadas 85 personas con coronavirus, de las que 28 están en unidades de Cuidados Intensivos (UCI), unas cifras que reflejan un «descenso cercano al 95% respecto a los peores momentos de la pandemia», según ha puesto de manifiesto.

Ha indicado además que en Andalucía «estamos preparados ante la posibilidad de un rebrote que nunca debemos descartar», ya que cuenta con «camas suficientes» en hospitales, «respiradores y sistemas de detección precoz, lo que nos permite asegurar una respuesta rápida» en el caso de un repunte.

«Así lo ratifica nuestro comité de expertos y lo ha reconocido el Ministerio de Sanidad aceptando que toda Andalucía pase a fase 3», según ha remachado el presidente, quien también ha puesto de relieve que la población está también «más concienciada» a la hora de seguir el distanciamiento físico, el uso de mascarillas o el refuerzo de limpieza y desinfección en espacios públicos, todo lo cual «nos ayuda a reducir sensiblemente las posibilidades de transmisión del virus» e «ir dando pasos adelante».

También ha apuntado que a los andaluces se les «está observando con mucha atención desde España, Europa y el mundo, con admiración», porque «hemos sido capaces de labrar una imagen de Andalucía como lugar seguro», y la comunidad es «el destino turístico líder en reservas en todo el mundo para este verano», según ha valorado.

Por eso, Moreno ha insistido en pedir a los andaluces que sigan «siendo responsables y disciplinados», que respeten las normas y atiendan «las indicaciones de las autoridades».