Muere el cantaor Fernando de la Morena

El jerezano ha fallecido a los 74 años tras no superar unos problemas de salud desde hace varios meses

El mundo del flamenco está de luto. Fernando Carrasco Vargas ha fallecido en la tarde del 5 de junio de 2019 a los 74 años de edad. Conocido dentro del mundo del arte como Fernando de la Morena, padecía problemas de salud desde hace varios meses.

Uno de los cantaores más importantes de Jerez de la Frontera, que tardó en dedicarse profesionalmente a esto, ya que no fue hasta los cuarentas y largos años cuando se introdujo dentro del mundo del flamenco profesional.

A pesar de comenzar tan tarde, Fernando de la Morena lo traía aprendido desde su infancia en el barrio de Santiago, con el compás y el soniquete en las venas. En el barrio es donde se empapaba de flamenco, escuchando a artistas de la talla de Talega, Mairena, Terremoto, Agujeta el Viejo o la Perla.

Antes de dedicarse al flamenco, Fernando trabajaba como taxista y repartidor de bollería industrial. Una vez dentro del mundo del cante, profesionalmente hablando, comenzó a recorrer festivales, como la Bienal de Flamenco de Sevilla, el Festival de Nimes o el Festival de Jerez. Además de grabar discos como Jerez de la Morena o el triple álbum junto a los Zambo y los Moneo de Al Aire de Jerez,

El jerezano tiene un sello propio y siempre destacaba por sus cantes por bulerías, fandangos y soleá.  «A través del cante expreso lo que siento en ese momento. El cante es también una queja, yo la noto en mí y la quiero. Es un sentimiento que se lleva dentro del cuerpo y hay que sacarlo a compás. Sin compás no hay cante que valga. Yo sé que en los cantes por Fiesta tengo un soniquete propio. Me gusta en particular los estilos de Cádiz y su aire, como también por Tarantos que viene de Levante», decía Fernando de la Morena en el portal El aire de vivir el Flamenco.

Las exequias por su eterno descanso, tal y como ha asegurado la familia, tendrá lugar en la jornada del jueves 6 de junio, a última hora de la tarde.