La Junta «no consentirá» en el reparto de 16.000 millones «otro atraco» del Gobierno

«Andalucía podría perder de ese reparto hasta 500 millones» de euros respecto al acuerdo inicial», asegura Bendodo

El consejero de la Presidencia, Administración Pública e Interior, y portavoz del Gobierno andaluz, Elías Bendodo (PP-A), ha advertido este martes de que la Junta «no consentirá», en el reparto del fondo de 16.000 millones de euros no reembolsables que el Ejecutivo central ha anunciado para las comunidades autónomas para cubrir gastos de la crisis sanitaria del coronavirus, «otro atraco» del Gobierno y de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero.

En la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, Bendodo se ha pronunciado así después de que, según ha criticado, «parece que, en pleno partido», desde el Ministerio de Hacienda «han cambiado las reglas de juego pactadas» entre el departamento de Sanidad y los consejeros del ramo, y «Andalucía podría perder de ese reparto hasta 500 millones» de euros respecto al acuerdo inicial.

El consejero de Hacienda, Industria y Energía, Juan Bravo, también presente en esta rueda de prensa, ya criticó este lunes, y lo ha vuelto a hacer este martes, que, a diferencia del acuerdo en la Conferencia Intersectorial de Salud, donde la población protegida tenía un peso del 80% para el reparto de fondos y cuestiones sanitarias, ligadas a la evolución del coronavirus, el 20% restante, «aquí la ministra ha invertido el criterio».

Bendodo ha recalcado que, «desde los gobiernos de Manuel Chaves, José Antonio Griñán y Susana Díaz –los tres socialistas–, en Andalucía siempre se había dicho que, cada vez que viniera un euro del Estado a las comunidades autónomas, siempre fuera por el criterio de población», y, en este caso, entre Sanidad y las comunidades autónomas se había acordado «un criterio corrector», entre el poblacional y el sanitario.

«Pero, de golpe y porrazo, la ministra Montero se salta esas normas y aplica otras de reparto que puede suponer que Andalucía pierda más de 500 millones de euros del reparto original pactado con los consejeros de Salud», según ha insistido en criticar Bendodo, que ha remarcado que desde la Junta «no vamos a permitir otro atraco por parte del Gobierno de España» y la titular de Hacienda.

«Ya lo hicieron con el IVA, con los 537 millones del mes 13 (de 2017); nos quisieron quitar 430 millones de los fondos para formación, y nos recortaron 800 millones de las entregas a cuenta», ha lamentado el consejero portavoz, quien ha enfatizado que desde la Junta van a «reclamar hasta el último céntimo que corresponde a Andalucía».

«Trato discriminatorio» para lograr «un equilibrio político»

Ha apostillado que «una cosa es que se beneficie a las comunidades más afectadas por el coronavirus», algo que desde la Junta «entendemos», pero «no se puede castigar» a otras regiones, según ha añadido Bendodo, que ha concluido subrayando que el Gobierno de PP-A y Ciudadanos (Cs) no va a aceptar «ningún trato discriminatorio» por parte del Ejecutivo central «para conseguir un equilibrio político».

Por su parte, el consejero de Hacienda ha añadido que «no todas las comunidades autónomas partimos de la misma situación», y Andalucía «recibe anualmente en torno a 900 millones menos» de lo que le correspondería para igualar su financiación por habitante dentro del llamado sistema común, según los cálculos de un estudio publicado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea).

Bravo ha criticado que los nuevos criterios de reparto de dichos fondos «fijados unilateralmente» por el Ministerio de Hacienda «son los opuestos a los acordados por los consejeros de Salud», y «la nueva regla perjudica a los andaluces».

«De nuevo entendemos que se perjudica a Andalucía», según ha resumido el consejero de Hacienda, que ha enfatizado que el andaluz es «un territorio leal al Gobierno de España» y lo seguirá siendo, pero que se merece «que nos traten como mínimo igual» que a otras comunidades, «no peor».

En esa línea, y además de reiterar la petición de convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) que viene reclamando la Junta desde hace varias semanas, Juan Bravo ha pedido a la ministra y exconsejera andaluza de Hacienda que «no perjudique más a Andalucía», y ha apelado a la necesidad de llegar a «acuerdos», pero ha advertido de que, si hay imposiciones por parte del Gobierno, «difícilmente» se podrán alcanzar éstos.