La Junta aumenta las ayudas a 40 millones para ganadería

La consejera de Agricultura ha incrementado de 15 a 40 millones las ayudas, al considerar un «ridiculez» que el Gobierno previera 10 millones para toda España

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca, y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha defendido este miércoles 6 de mayo ,ante el Pleno del Parlamento de Andalucía, que el Gobierno andaluz ha incrementado de 15 a 40 millones de euros las ayudas a la ganadería.

Además, ha calificado de «ridiculez» que el Gobierno haya previsto 10 millones de euros para toda España.

La diputada de Adelante Andalucía, María del Carmen García Bueno, ha sostenido que «no son ayudas nuevas, ya existían antes del virus» y que los 40 millones se destinan a un 7% de explotaciones.

Crespo, que afrontaba una pregunta de Adelante Andalucía sobre la situación de los ganados ovino y caprino, ha explicado que «el canal Horeca (Hostelería, Restauración y Cafetería) es muy importante para este sector».

Además, ha explicado que los ganaderos serán destinatarios de «la medida 5 de ayudas directas», iniciativa que ha defendido «va a inyectar recursos a los afectados por el canal Horeca».

La diputada de Adelante Andalucía ha sostenido en su intervención que, «antes del coronavirus, la ganadería extensiva tenía problemas», a lo que ha sumado que «la situación ha empeorado con el Covid-19».

Por ello, ha hablado de «ruina para la leche de cabra», tras el cierre de los establecimientos de restauración.

García Bueno ha relatado el caso de una pequeña explotación con 100 reproductoras que, en estos momentos, «cobra 700 euros cuando el rebaño le cuesta 1.700 euros», sin sumar otros costes como la electricidad o el agua.

La consejera de Agricultura, que ha reprochado al Gobierno que no haya contemplado ayudas para «el ganado de lidia o los productores de porcino ibérico», ha esgrimido que la Junta reclamó una rebaja de la fiscalidad para el sector, de manera que sus módulos de tributación fuesen de «0,06 euros en vez de 0,13 euros».

En respuestas a preguntas de Vox y del Grupo Parlamentario Popular que ha afrontado la consejera de Agricultura en el Pleno del Parlamento de Andalucía, ha sostenido que la Consejería «ha mantenido 60 reuniones y ha tomado 50 medidas a lo largo del estado de alarma».

Crespo ha retratado al sector de agricultores, ganaderos y pescadores como «un colchón durante la crisis anterior y durante esta pandemia», al argumentar que «han abastecido a los mercados de Andalucía, España y del resto del mundo».

Tras recordar que «el sector ha pedido instrucciones claras, que no se las han dado, aunque Andalucía les ha apoyado», Crespo ha invocado «el principio de preferencia comunitaria», para que en los acuerdos que celebre la Unión Europea con terceros países «no sean lesivos con nuestros agricultores».

La consejera de Agricultura ha reclamado que «la nueva PAC no cambie a peor y exija costes de producción a los agricultores y ponga en el centro a agricultores y ganaderos».