Andalucía ‘retoma’ el control de las residencias de mayores

La  Administración sanitaria realiza un seguimiento activo a 1.107 centros, de los que 267 cuentan con casos confirmados, lo que supone que 840 (un 75,8%) están libres de Covid-19

La Consejería de Salud y Familias ha realizado ya un total de 52.613 seguimientos, tanto telemáticos como presenciales, a residencias de mayores y a pacientes domiciliarios ante la pandemia por coronavirus.

Estas actuaciones han beneficiado a las instalaciones con casos confirmados y sospechosos, pero también a aquellas que no han registrado ninguno.

El Consejo de Gobierno ha conocido el informe de la Consejería de Salud sobre las medidas desarrolladas en los centros residenciales y en la atención a domicilio ante el Covid-19.

En la actualidad, la Administración sanitaria realiza seguimiento proactivo en 1.107 centros, de los que 267 cuentan con casos confirmados o con síntomas de sospecha, lo que supone que 840 (un 75,8% del total) están libres de la enfermedad.

En lo que respecta a los casos detectados, se han contabilizado 1.698 residentes sin síntomas en aislamiento preventivo, 238 con sospecha y 1.079 casos confirmados. En el caso de los trabajadores, 108 han registrado síntomas sospechosos de la enfermedad y 339 han sido casos confirmados.

Junto a ello, el personal de enfermería ha llevado a cabo 240.075 contactos telefónicos para monitorizar el estado de 101.503 pacientes domiciliarios.

Otra de las medidas implantadas por Salud ha sido la realización de test rápidos para diagnosticar casos de Covid-19 entre los residentes y trabajadores de los centros. En concreto, en primer lugar, se remitieron 90.000 test a estas residencias, 79.200 en un segundo envío, 16.800 en el tercero y 56.400 en el cuarto.

En una primera fase, del 9 al 20 de abril, la Junta realizó 83.361 test, de los que 49.766 correspondieron a residentes y 33.595 a trabajadores. En cuanto a los resultados obtenidos, arrojaron 1.027 positivos, de los que 761 fueron de residentes y 266 de trabajadores. Esto supone que, en esta primera fase, el porcentaje de positivos se situó en el 1,2%.

A lo largo de una segunda fase, del 21 de abril hasta la fecha, se han efectuado 19.976 test, de los que 11.127 han correspondido a residentes y 8.849 a trabajadores.

El total de positivos en esta fase ha sido de 408, de los que 339 han sido de residentes y 69 de trabajadores. El porcentaje de positivos en esta segunda fase ha sido del 1,3%.

Por lo que respecta a los centros de atención a refugiados, centros de acogida y viviendas supervisadas, Salud ha llevado a cabo 11.598 test rápidos, 4.983 a residentes y 6.615 a trabajadores.

Los positivos (1,6% del total) ha sido de 194, entre los 135 de residentes y los 59 de trabajadores. Finalmente, en el servicio de ayuda a domicilio se han efectuado 16.292 test, que han arrojado 91 positivos.