Piden investigar al rey emérito Juan Carlos I por presunta corrupción

Irene Montero celebra que se solicite la investigación: «Ningún ciudadano está por encima de la ley»

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha celebrado este viernes que haya «partidos que estén preocupados y que quieran lanzar un mensaje tan democrático como que ningún ciudadano está por encima de la ley» con la solicitud de una comisión de investigación en sede parlamentaria al Rey Juan Carlos I.

Irene Montero | RICARDO RUBIO – EUROPA PRESS

«Es salud democrática», ha asegurado Montero en una entrevista en ‘Las mañanas de RNE’, recogida por Europa Press, después de que Esquerra Republicana (ERC) y el Grupo Plural, integrado por Junts, Compromís, Más País y el Bloque Nacionalista Galego (BNG), registrasen este jueves en el Congreso la iniciativa.

En concreto, la petición insta a la Cámara Alta a investigar supuestas cuentas y donaciones atribuidas al Rey Juan Carlos I con el fin de que pueda determinar las consiguientes responsabilidades «civiles, éticas y políticas» del ex Jefe del Estado.

En este contexto, la titular de Igualdad ha explicado que «como ministra» se remitirá a lo que decida el Gobierno. «Pero entiendo la preocupación de diferentes partidos ante posibles casos de corrupción. Toda la ciudadanía sabe lo que pensamos las formaciones», ha insistido.

Según el diario británico The Telegraph, el rey emérito habría volado alrededor del mundo en aviones privados utilizando un fondo económico que ahora mismo está siendo investigado por las autoridades suizas.

Además, la Fiscalía Anticorrupción ha enviado una comisión rogatoria a Suiza para acceder a los datos que dispongan sobre una supuesta donación de 65 millones de euros desde una fundación panameña vinculada a Juan Carlos I a una cuenta de su «amiga» Corinna Larsen. En este sentido, el diario suizo Tribuna de Ginebra, publicó que el fiscal especial Yves Bertossa, que investiga esos hechos, encontró evidencias del movimiento de 100 millones de dólares que llegaron a una cuenta en Panamá de la fundación Lucum proceden del rey saudí Abdul Aziz Al Saud, y que el beneficiario único de esa fundación sería Juan Carlos I.

Por su parte, el PSOE ya ha anunciado que votará en contra de la comisión parlamentaria para investigar este nuevo escándalo, por las mismas razones que se alegaron en octubre de 2018: los letrados consideran que «no tiene encaje constitucional». Hay que recordar que la figura del rey es inviolable por los actos que hubiera cometido durante su mandato como jefe de Estado.