Difunden contenido sexual de una niña de once años en la provincia de Cádiz

La Policía Nacional ha detenido a dos personas por captar y difundir pornografía infantil

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un ciudadano peruano como presunto autor de un delito de corrupción de menores y tenencia de pornografía infantil, así como a un menor de edad como presunto autor de un delito contra la libertad sexual.

Los detenidos atentaron contra la libertad sexual e indemnidad sexual de una menor de edad residente en San Fernando (Cádiz) de la cual obtuvieron a través de Internet imágenes y videos con un alto contenido sexual que posteriormente eran compartidos en redes sociales y aplicaciones de mensajería instantánea.

La investigación se inició a raíz de la denuncia interpuesta por los padres de una niña de 11 años de edad en la Comisaría de San Fernando (Cádiz). Los padres informaron que personas desconocidas habían solicitado a su hija realizar “retos” de carácter sexual por Internet mediante la función Stories de una red social especializada en subir fotos y vídeos cortos que desaparecen a las 24 horas de su publicación.

Además utilizaban otra red social dedicada a la creación y edición de estos videos para posteriormente utilizar una aplicación de mensajería instantánea y así compartir imágenes y videos. En estos retos, donde se intercambiaban videos e imágenes con otros usuarios, previamente se había procedido a conversar de cosas normales, derivando en un contenido sexual cada vez más subido de tono.

Las primeras pesquisas se centraron en localizar los perfiles de estas redes y a los usuarios de los teléfonos móviles de las personas que solicitaron e intercambiaron las imágenes y los videos.

Practicadas las gestiones oportunas, y pese a que los números de teléfonos no pertenecían a los autores de los hechos, una vez reunidos los indicios suficientes, se identificó a los presuntos responsables, un adulto con domicilio en Barcelona y un menor de edad residente en San Fernando (Cádiz) quienes fueron localizados y detenidos procediendo a la intervención de los terminales móviles objetos del delito, para su posterior análisis exhaustivo.

Una vez finalizado el atestado policial, las diligencias tramitadas fueron remitidas a la Fiscalía de Menores de la Audiencia Provincial de Cádiz y de los juzgados de instrucción de Barcelona, respectivamente.

La operación, que ha sido bautizada con el nombre de ‘Minora’, ha sido desarrollada por el Grupo de Delitos Tecnológicos de la Comisaría de San Fernando y ha contado la colaboración del Grupo de Investigaciones Tecnológicas de la Jefatura Superior de Policía de Cataluña.