La Guardia Civil de Almería ha detenido a una persona y ha investigado a otras tres acusados de hurto de bienes con valor histórico o artístico y ha recuperado, entre otros, un ánfora romana de 2.000 años de antigüedad que ha sido depositada en el Museo Arqueológico de la provincia.

La operación ‘Garete’ se inició tras tener conocimiento del hurto de varios bienes con valor histórico de una vivienda en San José, en Níjar (Almería), según ha informado la Comandancia.

Los agentes abrieron varias líneas de investigación. Una de ellas, la publicación de anuncios de venta en portales de Internet de alguno de los objetos sustraídos, y lograron identificar al autor del hurto y a otras tres personas.

En la investigación se ha constatado que, en total, son nueve los bienes sustraídos. En concreto, una brújula bitácora; un farol de navío; una cámara fotográfica de 1914-1927; una cámara de vídeo de 1923; dos relojes; una miniatura en madera; un fósil marino; y un ánfora romana del tipo Dressel I (Valle del Guadalquivir). Está datada por especialistas de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía entre finales del siglo II y principios del siglo I AC.

Todos los efectos han sido recuperados en Jaén, lugar de origen del detenido y una de las investigada.

Dado que se recomienda la urgente inclusión del ánfora en el catálogo oficial de Patrimonio Histórico por la necesidad de conservación y su exclusividad, ya que apenas existen ejemplares documentados, ha sido depositada en el Museo Arqueológico de Almería.

Las diligencias han puesto a disposición del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 6 de Almería.