La Guardia Civil ha procedido a la detención de dos personas como presuntos autores de un delito contra la flora y fauna silvestre por cazar de manera ilegal en un coto de caza de Paterna del Campo (Huelva), tras ser sorprendidas por el guarda del mismo.

Según ha informado el Instituto Armando en nota de prensa, los hechos ocurrieron el pasado 24 de octubre de 2020, cuando en la central de la Guardia Civil. Recibieron la llamada del guarda de un coto de caza de la localidad de Paterna del Campo, comunicando que había sorprendido en un vehículo a varios ocupantes; los cuales habían disparado a un muflón, causándole la muerte, huyendo del lugar al ser descubiertos.

Por ello, se coordinó un dispositivo de búsqueda de estas personas con la información aportada por el guarda, contando con el refuerzo de varias patrullas. Tras ello fueron interceptados dos varones en la localidad de Manzanilla.

Objetos para el despiece de animales

Asimismo, los agentes localizaron dos vehículos en los cuales, tras ser inspeccionados, se hallaron diversos objetos para el despiece de animales; cartuchería, una funda con un rifle, un estuche con una mira telescópica; una caja con ocho cartuchos del calibre 308; una cámara fotográfica para caza, un Walkie-Talkie y tres cartuchos de escopeta.

Por estos motivos se procedió a la detención de los dos hombres por un supuesto delito contra la flora y la fauna. Ambos detenidos y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Otras operaciones similares

Hay que recordar que la Guardia Civil ha denunciado a dos vecinos de la provincia de Sevilla como presuntos infractores del Reglamento de Caza y al Real Decreto por el que se regula el estado de alarma, tras supuestamente cazar con medios ilegales en la localidad cordobesa de Puente Genil.

Según ha indicado la Benemérita en una nota, los agentes observaron, durante un servicio de Seguridad Ciudadana desarrollado por el término municipal de Puente Genil; un vehículo que resultó sospechoso por la hora. Y por el lugar, un paraje natural donde está totalmente prohibida la caza. Por ello, decidieron parar el vehículo e identificar a sus dos ocupantes, al sospechar que pudieran estar dedicándose el ejercicio de la caza.

Tras detener el vehículo e identificar a sus dos ocupantes, que resultaron ser dos vecinos de la provincia de Sevilla. Se comprobó que se estaban dedicando a localizar animales para ser abatidos, utilizando para ello aparatos de visión nocturna; medio que están catalogado como ilegal para ser empleado en la caza. Asimismo, los agentes comprobaron que se habían trasladado a la localidad para cazar en un paraje natural en el que el deporte cinegético está totalmente prohibido.

Dichas personas fueron sorprendidas por los agentes con el arma municionada y lista para disparar. Además, el acompañante portaba entre sus piernas unas gafas de visión nocturna; un proyector IR para aumentar la eficacia del aparato. Y localizar a los animales a distancia con mayor facilidad y varias linternas para poder efectuar disparos nocturnos desde el interior del vehículo que conducían, efectos que fueron intervenidos.