Durante una entrevista en la noche del miércoles en el programa El Cascabel de Trece, el líder popular, Pablo Casado, ha hablado sobre la España que quiere y por la que lucha. En este sentido, mientras señalaba las verdaderas preocupaciones de los españoles, ha mencionado a las ciudades andaluzas de Córdoba y Málaga como ejemplos de buena gestión.

El alcalde de Córdoba, Jose María Bellido, ha querido agradecer esta mención de Casado, y así se ha expresado en redes sociales: «Gracias Pablo Casado por tu mención a Córdoba como ejemplo de Ayuntamiento bien gestionado; y centrado en los problemas que realmente preocupan a los ciudadanos. Entre todos trabajaremos para sumar la mayoría que necesita España. Así como para contar con un Gobierno cuya principal tarea sea la defensa de nuestro Estado de Derecho y las necesidades de los españoles».

Durante su intervención, Pablo Casado ha afirmado que «el Partido Popular siempre ha estado en la España con sentido común; en la España centrada; y sobre todo en la España que busca resolver los problemas. A los que no ven desde sus casas les preocupa el paro; la pandemia; si el Estado puede pagar su pensión; la educación de sus hijos; la vivienda; la ocupación; etc. Los españoles no quieren la confrontación entre políticos, sino que nos sentemos a proponer y que los Gobiernos funcionen. Por eso hago siempre una mención a los buenos gobernantes».

«¿Qué sería de Córdoba, Málaga o Madrid sin alcaldes populares?»

Casado prosigue, en clara alusión a Vox: «Por ejemplo, para aquellos que piden que desaparezcan las autonomías, ¿Qué sería de España si no gobernará en Galicia; en Andalucía; en Madrid; en Murcia; en Ceuta o en Castilla y León; presidentes del Partido Popular? ¿O que no estuvieran en Madrid; en Zaragoza; en Málaga; en Córdoba; en Santander; alcaldes populares? A mí me gusta esta España, lo que no me gusta es este Gobierno. Por eso no estoy de acuerdo con los que quieren cambiar España porque no les gusta Pedro Sánchez. Yo quiero ganar a Sánchez en las urnas. Esto lo hubiéramos hecho si hubiéramos conseguido que los españoles se unieran en un entorno en el que fuéramos competitivos y les pudiéramos ganar».

En relación a este argumento, el líder del PP afirma sus intenciones: «Yo quiero derrotar a este Gobierno haciendo oposición en el Congreso; yendo a Europa a denunciar las barbaridades de Sánchez e Iglesias; acudiendo a los tribunales,… pero desde luego no en las calles y no justificando los cócteles molotov, porque eso no es democracia».