El niño de dos años y medio que cayó a una piscina en Turre (Almería) ha fallecido. El pequeño ingresó, hace una semana, en la UCI pediátrica del Hospital Materno-Infantil de Almería después del accidente.

Fuentes sanitarias han confirmado a Europa Press el deceso del menor. El niño ha permanecido en cuidados intensivos en Almería hasta el pasado martes 3 de noviembre. Todo ello después de su ingreso con síntomas de ahogamiento tras caer accidentalmente a la piscina.

Fue sobre las 14,30 horas del pasado 28 de octubre cuando se recibió la llamada. En ella se alertaba de que un niño de corta edad había caído en una piscina en la pedanía de la Cañada del Palmar en Turre.

Así, se dio aviso a los servicios sanitarios, Guardia Civil y Policía Local, que fueron movilizados para acudir al lugar de los hechos desde donde un helicóptero del 061 trasladó al pequeño hasta el hospital de la capital.

Nueva tragedia en Almería 

La muerte del pequeño es una nueva tragedia en Almería en este mes de noviembre. Hace menos de 24 horas, el servicio Emergencias 112 Andalucía, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior de la Junta, halló el cadáver de una mujer, de la que no ha trascendido su identidad, en una playa de Almería capital.

Un testigo de los hechos ha avisado al centro de coordinación. El hombre había encontrado el cuerpo de una mujer sin vida en la orilla de la playa de Torregarcía en la población de Retamar. El aviso se produjo sobre las 16:30 horas.

Hasta el lugar se han desplazado efectivos de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) y del Cuerpo Nacional de Policía. Acto seguido se ha activado el protocolo judicial para esclarecer las circunstancias del suceso.