La campaña de sensibilización e información en la zona verde y naranja de aparcamiento para residentes promovida por Emasa finalizó ayer en Cádiz. Y, a partir de hoy jueves, comenzará a controlarse sobre el terreno por el personal de la empresa el correcto funcionamiento de la zona naranja y que las motocicletas no estacionen ni en zona verde ni en zona naranja. En cambio, hasta el próximo lunes no se pondrán multas a turismos que estacionen en zona verde sin tener la tarjeta de residente.

La empresa se ha afanado en expedir días atrás las tarjetas de residente que han sido solicitadas antes de la entrada en vigor de la nueva ordenanza de estacionamiento regulado (el pasado 22 de octubre). Y ha procedido a tramitar las que han sido solicitadas después de esa fecha. En concreto, el número total de solicitudes de renovaciones y de nuevas altas recibidas hasta el momento en Emasa supera el millar.

No obstante, y con la intención de que todas las personas que hayan solicitado su tarjeta de residente en el mes de octubre puedan tenerla antes de que comience a multarse en zona verde; Emasa ha optado por controlar única y exclusivamente hasta el lunes –en un periodo de adaptación- que no estacionen en ella las motocicletas. Emasa completará así una implantación progresiva de la ordenanza sobre las zonas de estacionamiento regulado. Ya luego vendrán las correspondientes multas en Cádiz.

Estacionamiento regulado

La nueva distribución del estacionamiento regulado en la ciudad, junto con la creación de la zona verde, propiciará un calmado de tráfico en el interior de los barrios donde se ubique la zona verde como La Viña, El Balón y El Mentidero; así como mayor seguridad y menos ruido del tráfico en muchos puntos de la ciudad.

De hecho, ya desde el pasado 22 de octubre está en marcha una nueva distribución y señalización de los aparcamientos exclusivos para motocicletas. Pasan a situarse en el cordón exterior del casco histórico, manteniendo las plazas disponibles. Así, las motocicletas que desde este jueves estacionen en zona verde, naranja o azul recibirán multas en Cádiz.

En total, se van a crear casi 700 plazas de zona verde en toda la ciudad, de las que aproximadamente 600 se situarán en el casco histórico. El objetivo principal de la nueva regulación, aprobada en Pleno y que no recibió alegaciones, es mejorar la movilidad y facilitar a los vecinos y vecinas la posibilidad de encontrar aparcamiento en superficie en la vía pública. De hecho, la zona verde es la primera experiencia de un aparcamiento exclusivo para residentes en la ciudad.

Tarjeta acreditativa

En concreto, los residentes que tengan la tarjeta acreditativa de tal condición serán los únicos que podrán estacionar en la zona verde. También podrán hacerlo sin coste adicional en la zona naranja, concebida como de uso mixto –puede haber vehículos en rotación; vehículos comerciales y personas trabajadoras con bonos especiales que estacionen en ella-. Y que contará con 1.202 plazas de aparcamiento en la ciudad. Para la zona azul, que funcionará como hasta ahora, se reservan 1.105 plazas en la ciudad.

En definitiva, serán casi 2.000 plazas (la suma de las zonas verde y naranja) en las que podrán aparcar las personas residentes por 50 euros al año. Las personas interesadas en solicitar la tarjeta de residente pueden acudir a las oficinas de Emasa. Cabe recordar que la empresa pública de movilidad y aparcamientos de Cádiz abrió el pasado 1 de octubre una nueva oficina de atención al público en el casco histórico, concretamente en la galería comercial del Palacio de Congresos, con entrada por la calle Plocia.

Así, se ha ampliado la capacidad de atención al público de Emasa con motivo de la entrada en vigor de la nueva ordenanza de estacionamiento regulado. Esta nueva oficina está abierta al público en horario de 9:00 a 13:00 horas, priorizando la atención previa cita, que puede realizarse por teléfono en el 956807292 o por correo electrónico a usuarios@emasacadiz.es.

¿Quién puede aparcar en cada una de las zonas?

Con la nueva ordenanza de estacionamiento regulado habrá cuatro distritos diferenciados para residentes: casco histórico, Paseo Marítimo, calle Escritor Ramón Solís y Bahía Blanca. La zona verde se configura como una zona de estacionamiento exclusivo para residentes que tengan la tarjeta.

Por su parte, en la zona naranja también podrán estacionar sin coste adicional, con su tarjeta, los residentes del distrito en cuestión. Además, en estas zonas podrán disfrutar de 30 minutos gratis los vehículos comerciales y de reparto; los trabajadores con bono anual o mensual; las personas con movilidad reducida por tiempo ilimitado; y cualquier conductor que quiera estacionar en rotación, es decir, como actualmente se hace en la zona azul.

Asimismo, la zona azul se mantiene en Cádiz como un estacionamiento en superficie de rotación, está destinada principalmente a visitantes y las personas con movilidad reducida que estacionen pueden hacerlo por tiempo ilimitado. Los vehículos de reparto y comerciales disfrutarán asimismo de 30 minutos gratis.