La actualización del estudio sobre recursos asistenciales elaborado por la Consejería de Salud y Familias ante un posible escenario de 4.500 pacientes ingresados por Covid-19 en los hospitales de Andalucía pone de manifiesto que en la provincia de Cádiz, llegado dicho escenario, no sería necesaria la implementación de recursos asistenciales no propios; además la provincia tendría capacidad para recepcionar posibles pacientes interprovinciales.

Tal y como se informó este miércoles 4 de noviembre desde el Consejo de Gobierno, en la provincia de Cádiz, tras la activación de los planes de contingencia en sus distintos niveles de acción y el cese de actividad asistencial normalizada, se pasaría de 1.598 camas convencionales y 145 de UCI disponibles en la actualidad a un total de 1.857 camas convencionales y 224 de UCI.

Por otro lado, con el 9,15% de las hospitalizaciones totales en la provincia de Cádiz a día de hoy; en un escenario de 4.500 se contabilizarían 412 hospitalizaciones de los que 62 pacientes estarían en UCI.

Este plan funcional contempla la adaptación de la gestión asistencial de los hospitales; manteniendo en todo caso todas las revisiones oncológicas al igual que las consultas, pruebas diagnósticas y/o tratamientos de esta índole; de igual modo, se mantendrían las primeras visitas y pruebas de primer diagnóstico de patologías potencialmente graves y del seguimiento del embarazo y se potenciarían las consultas en acto único.

También se mantendrían operativas las consultas y cirugías de urgencias y partos; y la actividad relacionada con trasplantes, transfusiones o cualquier seguimiento de patologías que requiera soporte especializado.

Previsiones por provincias en los hospitales

Estas previsiones se han calculado en función de la proyección epidemiológica que se está produciendo en Andalucía; al igual que las tasas actuales de hospitalización y UCI en cada provincia.

No obstante, el plan contempla la habilitación de recursos asistenciales si es necesario. Dichos recursos cuentan con características clínicas aprobadas por distintos comités provinciales de evaluación y suponen para la provincia de Cádiz un total de 847 camas adicionales ubicadas en los albergues Inturjoven de Chipiona y El Bosque, y en la Residencia de Tiempo Libre de La Línea de la Concepción.

Reiteración del mensaje de tranquilidad

Ante este estudio, la delegada territorial de Salud y Familias, Isabel Paredes, ha reiterado el mensaje de tranquilidad transmitido días atrás, ya que la situación sanitaria en la provincia ante la pandemia está siendo debidamente monitorizada “y muestra que, en la actualidad, está controlada, ya que en caso de que en Andalucía llegáramos al escenario de los 4.500 ingresos, no sólo no precisaríamos de recursos asistenciales alternativos, sino que, además, podríamos recepcionar a pacientes de otras provincias”.

Es por ello que se ha mostrado muy crítica con ciertas informaciones “irresponsables, alarmistas y, en ocasiones falsas”; haciendo directamente referencia a la situación en las UCI de los hospitales de la provincia, “las cuales hasta la fecha han tenido siempre puestos libres”.

En este punto, Paredes ha explicado que desde la Delegación se hace un seguimiento diario de la situación de todos los centros hospitalarios gaditanos; tanto del Servicio Andaluz de Salud (SAS) como de los concertados, en cuanto a hospitalización y ocupación en UCI. Esta información emana de los propios centros hospitalarios a través de sus direcciones gerencias. En este sentido, ha recordado Paredes, “es sumamente cambiante dadas las circunstancias extraordinarias de pandemia en las que nos encontramos”.

Es por ello que se requiere un seguimiento diario con respuestas urgentes a situaciones muy variables. En este sentido, ha puesto como ejemplo el Hospital Universitario de Jerez, que cuenta con un comité centrado en el Covid-19 que se reúne a diario; está formado por todas aquellas especialidades involucradas en la atención a estos pacientes, tales como Urgencias, UCI, Medicina Interna, Neumología, Infecciosos, Medicina Preventiva, así como la propia Dirección Gerencia, y hacen un seguimiento de la situación en el centro para adoptar medidas tales como una reducción de la actividad programada demorable y la adaptación de la gestión asistencial.

Esta monitorización y control, que realizan todos los centros hospitalarios gaditanos, “responden también a una previsión en la medida de lo posible; ya que estas circunstancias exigen dar respuesta inmediata, pero también trabajada” a circunstancias muy cambiantes.