El consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, ha comparecido en el Parlamento de Andalucía para informar sobre la situación actual del Brote de meningoencefalitis por West Nile Virus/Virus del Nilo Occidental en Andalucía. Allí ha anunciado que «transcurridos dos periodos máximos de incubación sin nuevos casos para las dos agrupaciones de casos en Sevilla y Cádiz. Se puede decir que el brote de la Fiebre del Nilo está controlado y cerrado«. Aunque ha apuntado «no se va a bajar la guardia» y «seguiremos estando alerta y preparados por si surge un nuevo caso».

En respuesta a una pregunta planteada por el popular Rafael Caracuel, Aguirre ha explicado que el 6 de agosto «tuvimos un brote de meningoencefalitis vírica no filiada en agrupaciones de cinco caos en Coria del Río y en Puebla del Río»; toda vez que ha añadido que «los primeros casos se confirmaron el 13 agosto por el Centro Nacional de Microbiología.

Y se vio que el virus de la Fiebre del Nilo implicado era el linaje uno». Además, ha indicado que el 11 de septiembre «se notificaron cuatro casos en la provincia de Cádiz y el 22 de septiembre se confirmó el primer caso en Extremadura»

Ha señalado que a fecha 29 de octubre la Red Nacional de Vigilancia Epidemiología contabiliza 76 casos, 40 confirmados y 36 probables; con 71 casos en Andalucía; 57 en Sevilla y 14 en Cádiz; y cinco en Extremadura. Además, ha recordado que en la comunidad andaluz el virus ha provocado 72 hospitalizaciones y siete muertes; cuatro en Sevilla –3 hombres y 1 mujer de 70 a 85 años–; y tres en Cádiz –2 hombres y 1 mujer de 59 a 87 años–.

Afecto y solidaridad hacia los familiares

Tras expresar «su máximo afecto y solidaridad» hacia los familiares y amigos, Aguirre ha subrayado que desde la Consejería de Salud la estrategia «se ha basado en un plan de actuación para el control de los vectores culícidos en respuesta al brote de fiebre del Nilo Occidental durante el verano 2020, es decir los vectores de los mosquitos, y segundo es el Plan de prevención y control de la fiebre del Nilo Occidental».

«No solo hemos actuado en el momento del brote sino que hemos establecido una estrategia preventiva permanente que en algunas zonas en los años anteriores no se había realizado», ha manifestado el titular de Salud, quien ha incidido que «a fecha de hoy han transcurridos dos periodos máximos de incubación sin nuevos caso para Sevilla y Cádiz, por lo que podemos decir de forma clara y contundente que el brote está controlado».

No obstante, Aguirre ha indicado que «no bajarán la guardia» y que «siguen alerta y preparados para lo que pueda surgir». En este sentido, ha afirmado que «ya están preparando la estrategia para el abordaje de virus del Nilo, sobre todo a nivel de los vectores, para la primavera que viene, de cara a eliminar el máximo de vectores, que son los mosquitos, para evitar tener otra vez otro brote de virus del Nilo».

Revisión de fuentes en Cádiz

Hay que recordar que Cádiz revisaba sus fuentes para evitar la llegada del virus del Nilo. La empresa municipal Aguas de Cádiz va a realizar a partir de este lunes, 5 de octubre, tareas preventivas para evitar la propagación del virus del Nilo Occidental.

En concreto, se va a proceder a analizar todas las fuentes ornamentales que hay en la ciudad por si hubiese presencia de larvas de mosquitos. Si bien, esta posibilidad es remota dado que las fuentes tienen un circuito de agua en movimiento que, además, está clorada.

Aun así, hay dos fuentes en la ciudad en la que se llevará a cabo directamente un tratamiento larvicida independientemente de los resultados del estudio previo. Se trata de la cascada del Parque Genovés, en donde el agua no está clorada para no afectar a los patos, y de la fuente de las Puertas de Tierra, por su gran tamaño. Este tratamiento larvicida se realizará también en los imbornales o sumideros de las calles con mayor tránsito de personas. Se trata de un tratamiento biológico que no afecta negativamente a las personas, animales o plantas.

En cuanto a las fuentes de beber, ya existe un programa de limpieza y desinfección periódica por lo que las garantías de salubridad están garantizadas y la posibilidad de presencia de mosquitos o larvas de mosquitos es muy reducida.