El sistema Emergencias 112 Andalucía ha contabilizado desde las 00.00 horas hasta las 08.00 horas unas 40 incidencias en la provincia de Málaga debido a la borrasca de lluvia y viento que se está registrando.

Los principales avisos han sido por caída de árboles, de ramas y mobiliario público así como incidencias de circulación provocadas por eso mismo, así como por la caída de señales de tráfico en calles y carreteras. El 112 no tiene constancia de personas heridas.

Según han indicado fuentes del 112 a Europa Press, las incidencias comunicadas se han dado fundamentalmente en Málaga capital, Vélez-Málaga y algunas en la Costa del Sol, caso del municipio de Torremolinos.

El aviso naranja por lluvias se mantiene activo hasta las 12.00 horas en las comarcas de la Costa del Sol, Guadalhorce, Axarquía y Ronda.

La pasada noche, la delegada del Gobierno andaluz en Málaga, Patricia Navarro, activó de manera preventiva la fase de preemergencia del Plan andaluz de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones (PERI) en la provincia.

Igualmente, también este pasado miércoles el Ayuntamiento de Málaga, a las 23.00 horas, activó el plan de emergencias municipal por lluvias ante el aviso naranja de la Agencia Estatal de Meterología (Aemet).

Durante la noche, efectivos de los bomberos de Málaga capital, del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de la Diputación han realizado diversas salidas para atender las incidencias detectadas mientras que miembros de Protección Civil han realizado labores de prevención por dicha fase de preemergencia.

Incidencias por fuertes lluvias en Málaga

El invierno ha sido bastante duro para la provincia de Málaga, que ha sido víctima de fuertes rachas de lluvia, dejando a su paso grandes desgracias.

Emergencias 112 Andalucía coordinó un total de 335 incidencias a causa de las fuertes precipitaciones registradas en la provincia de Málaga entre las 00.00 y las 12.00 horas del pasado 25 de enero.

Entre las incidencias más destacadas, hay que reseñar que una mujer resultó herida y trasladada a un centro sanitario tras producirse el hundimiento de una alcantarilla en la calle Matisse de Campanillas, donde además varias familias se quedaron incomunicadas en la zona de El Ventorrillo por la crecida del arroyo Piedra Horadada.

De hecho, este distrito malagueño fue uno de los más afectados por las fuertes precipitaciones que ha vivido la provincia.

En cuanto al estado de las carreteras, la lluvia condicionó la circulación en varias vías de la provincia, es el caso de la A-7 que quedó anegada y cortada durante un tiempo al tráfico a la altura del kilómetro 183 (sentido Cádiz), a su paso por Marbella; y la A-387 con la circulación interrumpida, a la altura de Alhaurín El Grande por placas de hielo; además, esta misma vía presentaba desprendimientos de piedra entre los kilómetros 8 y 9.