La Audiencia de Málaga ha condenado a 15 años de prisión al hombre acusado de matar a golpes en septiembre de 2018 a un vecino de la localidad malagueña de Algarrobo; con el que se había enfrentado un año antes a causa del arreglo de un TDT. Además, deberá indemnizar a la familia con 90.000 euros.

Esta sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se dicta después de que un jurado declarara la pasada semana al hombre culpable de un delito de asesinato, tras haber reconocido el procesado los hechos ante el Tribunal popular.

Según la resolución se declara probado que el acusado mantenía malas relaciones con la víctima. De hecho, un año antes de los hechos, en septiembre de 2017, ambos y la pareja del fallecido tuvieron un enfrentamiento por motivos económicos.

Aproximadamente un año después de dicho enfrentamiento, «tras una vigilancia previa para planificar los hechos y asegurar su propósito, anulando o reduciendo la posibilidad de defensa y huida de la víctima», dice la sentencia, el acusado fue a buscarla a la carpa en la que se celebraban actos festivos por ‘La quema de Algarrobo’ y donde la víctima hacía labores de vigilancia.

Golpeó a la víctima hasta matarlo, en Málaga

Una vez allí se entabló una discusión entre ambos en la cual se produjo un forcejeo, cayendo al suelo, y cuando el procesado tuvo al otro hombre «a su merced en esa posición de inferioridad», decidió «acabar con la vida de su oponente sin dejarle ninguna posibilidad de incorporarse o defenderse».

Para ello «le pateó con una violencia extrema, totalmente desproporcionada con el enfrentamiento inicial. Además, golpeándole de forma reiterada con gran brutalidad, llegando incluso a saltar varias veces sobre la cabeza de la víctima». El hombre sufrió 17 heridas que le provocaron la muerte.

El jurado tuvo en cuenta para su veredicto de culpabilidad las declaraciones de testigos y peritos y para la magistrada-presidenta del Tribunal popular en este caso «la intención de matar resulta clara tanto en número de golpes propinado a la víctima como por la intensidad de los mismos y la zona del cuerpo en que se inflige».