Piden reabrir la pieza jerezana de Fitur 2004 contra la ex-alcaldesa

García-Pelayo ya presentó un dossier demostrando que todos los días del mes estuvo en Jerez, siendo imposible estar en Madrid y en Jerez a la vez

A raíz de varias declaraciones incriminatorias de imputados del causo de contrataciones fraudulentas en Fitur 2004 contra García-Pelayo, el Ministerio Público considera que hay supuestos nuevos indicios que «justifican» la reapertura de la causa.

Este nuevo intento de reabrir el caso llega curiosamente a escasos días de que la jerezana concurra a las elecciones generales del 10 de noviembre, a pesar de que ya en junio, la líder popular puso en manos de la Administración de Justicia «un dossier que acredita que la acusación de Isabel Jordán es absolutamente falsa»,.

La candidata al 10N por el PP de Cádiz estuvo investigada en el Supremo sobre presuntas irregularidades en los contratos adjudicados para el montaje del stand de Jerez en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en 2004, si bien en abril de 2016 el Alto Tribunal archivó el caso.

Pese a que el entonces instructor, Antonio del Moral, consideró que no existían «indicios suficientes de la participación deliberada» de García-Pelayo en las presuntas irregularidades, ahora la Fiscalía, pide al Supremo que reabra la causa contra ella, y se apoya para ello en un escrito de Isabel Jordán, ex-administradora de varias empresas de la trama y condenada en varias causas, en el que aportaría unos supuestos datos que, según ella, podrían poner de manifiesto que García-Pelayo conocía la adjudicación de contratos antes de que se tramitaran los correspondientes expedientes.

En dicho documento, Jordán aseguraba haber estado en una reunión en la que el número dos de la red, Pablo Crespo, comunicó que iban a participar en tres eventos de Jerez por «adjudicación directa de la alcaldesa a la empresa de Isidro Cuberos», periodista fallecido años después. También decía que en enero de 2004, antes de que comenzara Fitur, García Pelayo fue dos veces a la sede de la empresa de Correa y conoció de primera mano el diseño de los stands, pese a que no se había tramitado ningún concurso para adjudicarlos.

Esta acusación fue desmentida tanto por la propia exalcaldesa como por los coacusados Pablo Crespo y Javier Nombela. Además, la dirigente popular ha dado un paso más y ha presentado un escrito donde se detalla su actividad durante el citado mes de enero demostrando que todos los días del mes estuvo en Jerez por lo que es imposible que acudiera a la sede madrileña de esta empresa.

Convencida de su total inocencia y, a pesar de que el Tribunal Supremo ya archivó la causa contra ella, María José García-Pelayo ha indicado desde el principio que «fue imposible que acudiera a una reunión a Madrid tal y como ha querido acusar la señora Jordán dentro de su estrategia procesal».

A pesar de todo esto, según la Fiscalía, el testimonio fue ratificado por otros investigados en el juicio, como el número tres de la trama, Álvaro Pérez, el Bigotes, de quien pide su declaración como testigo ante el Supremo, además de la de Jordán y Mónica Magariños, empleada de varias empresas de la red, entre otros.

Por último, los populares recuerdan que esta causa ya fue archivada por el Tribunal Supremo al no encontrarse relación ni implicación alguna de García-Pelayo en la misma y que la diputada popular se querellará contra toda persona que ponga en duda su honor y su inocencia en este caso.

EN mayo de este año, María José García-Pelayo anunció la presentación de una querella contra Isabel Jordán por las declaraciones calumniosas vertidas contra ella y que han provocado la petición de la Fiscalía de reapertura de la causa seguida, y archivada en su día, contra García-Pelayo.

García-Pelayo sostuvo que estábamos ante una maniobra procesal de Isabel Jordán para intentar reducir su condena: «Las declaraciones de la Sra. Jordán no se hallan corroboradas por ninguna otra prueba ni objetiva ni subjetiva».

Del mismo modo, la diputada popular ha desmentido siempre de forma rotunda y categórica haber participado en ninguna reunión con las personas que señala la señora Jordán ni en Serrano, 40 ni en ningún otro lugar. Personas que, como ellos mismos reconocieron, “ni conozco ni he conocido”.