Las acciones de Unicaja se disparaban más de un 11% en los primeros compases de la sesión. Todo ello tras confirmarse este lunes, 5 de octubre, contactos «preliminares» con Liberbank de cara a una posible fusión. Aunque, hasta el momento, no se ha adoptado ninguna decisión al respecto.

En concreto, las acciones de Unicaja se anotaban una subida del 11,55% pasadas las 9,30 horas. Ha llegado a intercambiarse a un precio de 0,71 euros, mientras que las de Liberbank subían un 15,95%, hasta 0,27 euros.

Tras la fusión entre Caixabank y Bankia, la entidad andaluza ha confirmado contactos «preliminares» con Liberbank. Todo ello con conocimiento del consejo de administración, sin, por el momento, la participación de asesores externos.

Hasta el momento, no se ha adoptado al respecto ninguna decisión por Unicaja, que ha señalado que informará al mercado de las eventuales decisiones «relevantes» que adopte.

«En relación con determinadas informaciones aparecidas en algunos medios de comunicación, Unicaja Banco comunica que de forma regular analiza posibles oportunidades de inversión u operaciones corporativas que pudieran resultar de interés para todos sus accionistas», ha señalado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

De esta forma, ambas entidades financieras retoman las negociaciones para una posible unión tras fracasar en su primer intento de fusión.

La fusión de CaixaBank y Bankia

Ahora que se menciona la posible fusión entre Unicaja y Liberbank, recordamos de la que se habló en septiembre de CaixaBank y Bainka. Ambos bancos comenzaron el 17 de septiembre los trámites de fusión tras poner sobre la mesa los extractos sobre la auditoría legal.

No obstante, continuarán los trabajos de intercambio de información y datos para analizar las cifras de cada entidad y comprobar los fondos. Existen discrepancias sobre el canje, el hecho que impidió que se reunieran el pasado domingo, por lo que se propuso posponer la fecha.

La ecuación de canje es un asunto complicado en gran parte de este tipo de operaciones, y en este caso tiene un interés especial. Criteria no debe bajar del 30% las acciones del grupo resultante o provocaría una perdida en las ventajas fiscales.

Las negociaciones de la fusión entre CaixaBank y Bankia comenzaron en verano, aunque la decisión no salió a la luz hasta principios de septiembre.

Dicha reunión dará lugar a la creación de un grupo con activos de de 650.000 millones de euros, unas 6.600 sucursales, entre ambos bancos, y una plantilla de unos 51.000 empleados.