La Guardia Civil ha investigado a un varón por su presunta participación en un delito contra la flora y fauna silvestre. En concreto, este cazador disparaba en plena calle en Almonte sin el permiso correspondiente. Además, estaba cazando gorriones, una especie no cinegética.

Esta actuación se llevó a cabo el día 27 de septiembre cuando una patrulla observó a una persona portando un arma de fuego.

Al identificar a esta persona, se pudo comprobar que se trataba de una carabina de aire comprimido. El cazador se encontraba cazando una especie no cinegética, como es el gorrión común.

Cuando los agentes le solicitaron la documentación, esta persona carecía de cualquier tipo (tarjeta de armas, licencia de armas, licencia de caza, seguro de responsabilidad civil, etc).

Finalmente se solicitó el apoyo de los agentes del Seprona, los cuales, procedieron a la investigación de esta persona por considerarlo el presunto autor de un delito contra la flora y la fauna.

La caza de especies cinegéticas

La caza menor es, después de la pesca, el deporte más popular que se practica al aire libre. El número de licencias de caza expedidas en los últimos años ha experimentado un notable aumento.

La caza menor suele efectuarse a pie y con la ayuda de perros. A pesar de esto, la caza menor se conoce por el tamaño de las presas y no por la forma misma de la caza. La caza menor se lleva a cabo sobre animales pequeños, entre los que no se encuentra precisamente los gorriones. No son animales cinegéticos, por lo que su caza está prohibida.