Aznar: «España se mueve hacia un populismo autoritario». El expresidente del Gobierno José María Aznar alerta este lunes de que España «se mueve hacia un populismo autoritario» que busca «destruir» el sistema constitucional de 1978 desde el Gobierno. Se trata de una estrategia en la que, a su juicio, «hace falta primero deslegitimar» instituciones como la Monarquía. Sin embargo, indica que a él esta situación no le produce «escándalo» porque es «consecuencia» del Gobierno «Frankenstein» que llegó al Palacio de la Moncloa.

Durante su participación en el foro Nueva Economía Fórum, NEF online, Aznar ha señalado, al margen del populismo autoritario, que él hace tiempo que vaticinó que España se podía encaminar hacía «un cambio de régimen». Y resalta que lo que sucede ahora evidencia que no le «faltaba razón». «Vivimos en ese proceso de reconstrucción constitucional en el que ya no se propone la reforma de la Constitución sino que se trata de desmantelarla, dejarla invalidada y plantear un proceso constituyente».

Según Aznar, para «destruir» un sistema y un régimen constitucional «hace falta primero deslegitimar las instituciones». «Y en eso es en lo que estamos, en la deslegitimación de las instituciones y de la monarquía constitucional de la Corona y de la figura del Rey». Añade que eso es «extraordinariamente grave» porque detrás viene el «cuestionamiento y deslegitimación del sistema de la Transición».

Defensa de la Monarquía

Aznar ha defendido la institución de la Monarquía y ha subrayado que si hay una persona que ha cometido «errores» –en alusión a Juan Carlos I– su aportación a la convivencia y el progreso de los españoles es «extraordinario». Tras asegurar que la monarquía es «base de la estabilidad», subraya que Felipe VI ejerce sus funciones con «toda normalidad», con «toda neutralidad» y «con mucha eficacia».

«Hay mucho que agradecer a lo que hace el Rey Felipe VI y por eso se trata de acabar con él. Hay que deslegitimarlo primero para luego reconstruir todo el sistema», ha abundado.

A su entender, lo que está ocurriendo con la monarquía y la «operación» para «intentar ocupar» instituciones como la Justicia muestran que España «se está moviendo hacia un movimiento populista autoritario que no se oculta». Eso sí, ha dicho que a él no le produce «escándalo» porque «ya sabían a qué se iba a dedicar» este Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos. Ese que «alguien definió como el Gobierno Frankestein».

Aznar ha abierto su intervención en este foro asegurando que España está en «regresión» y en un proceso de «vuelta atrás en décadas». Está «afectando a la vida institucional y a la vida social». A su entender, el país vive no solo una crisis sanitaria «muy grave» y en lo político un «proceso de construcción constitucional».

Es más, ha reiterado que España vive una «deriva populista autoritaria extraordinariamente peligrosa e intentos muy claros de cambios de régimen. Y un intento de regresión hacia los momentos más oscuros de la historia» del país, alejándolo de la historia y acuerdos básicos compartidos.

Moción de censura

Por otra parte, el expresidente del Gobierno ha asegurado que si él fuera diputado del Partido Popular votaría «no» a la moción de censura que ha presentado Vox. Se trata de una «inoportuna» iniciativa que, a su juicio, solo va a servir para «consolidar» tanto al Gobierno que dirige Pedro Sánchez como la «fragmentación» del espacio de centro-derecha.

«Si lo que se me pregunta es, si yo fuese diputado del PP, qué votaría a la moción de censura que presenta Vox, la respuesta es que votaría que no. No tengo la menor duda al respecto», ha enfatizado durante su participación en el foro Nueva Economía Fórum, NEF online.

Aznar ha indicado que le parece una moción «absolutamente inoportuna», pero no porque «no haya razones» para esa moción de censura contra el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, sino porque está «condenada al fracaso».