El empresario Enrique Pérez Flores, fundador y presidente de honor de La Zagaleta, falleció este domingo en el municipio malagueño de Estepona a los 97 años.

El empresario español seguía acudiendo a trabajar a sus oficinas de la urbanización y de su sociedad en Zúrich. Aunque pasaba temporadas en la provincia, residía allí desde mayo de 1960. En 1990 adquirió, junto un grupo de inversores, los terrenos de las montañas de Benahavís (Málaga) para construir La Zagaleta.

El plan inicial era levantar 3.000 viviendas, pero Enrique Pérez Flores planteó una urbanización de apenas 420 casas. «Un proyecto visionario y audaz que ha consolidado a la compañía como la urbanización más lujosa y exclusiva de Europa«, han precisado desde La Zagaleta.

Enrique Pérez Flores fundó y presidió el Banco Exterior en Suiza y prestó numerosos servicios al Estado español durante su etapa en la Administración. También prestó un gran servicio al estado posteriormente ya en sus actividades como empresario.

Recibió numerosas condecoraciones como la Medalla de Oro de la provincia de Málaga (2015), la Medalla de Oro del Trabajo o la Cruz de la Orden del Mérito Militar de 2ª Clase con Distintivo Blanco, entre otras.

La Zagaleta, el complejo más caro de Europa

La Zagaleta es el complejo inmobiliario más lujoso de Europa con 3.000 millones de euros en 900 hectáreas de monte.  En este lugar se encuentran las casas de algunas de las mayores fortunas del mundo. Pocos extraños han logrado entrar.

Su ideólogo fue Enrique Pérez Flores. Su plan fue construir 3.000 viviendas pero finalmente planteó sólo 420 para garantizar la supervivencia del pletórico entorno natural.

Sus más de 230 casas están estratégicamente emplazadas para que cada dueño pueda sentir que corona el litoral. Los precios oscilan entre los cinco y los 25 millones de euros. Normalmente, sus habitantes son altos directivos de multinacionales que desean una vida retirada. Para poder vivir allí, la inversión debe representar un 10% de su fortuna. Mantener la residencia suele tener un coste de unos 70.000 euros anuales.