Se cumplen cuatro años desde que en 2016 se inaugurase el comedor para desayunos de la asociación Calor en la Noche, con el que se daba cumplimiento a una de las grandes aspiraciones de este colectivo vinculado a La Salle. Este pasaba por ofrecer a las personas sin hogar de la ciudad de Cadiz, así como a otras con escasos recursos, la posibilidad de comenzar el día con desayunos y con un espacio en el que encontrar asesoramiento, compañía y calor humano.

Este mismo fin de semana se ha celebrado esta fecha, como es habitual con un menú especial, que ha contado con bocadillos de jamón y una porción de tarta. Eso sí, este año el cumpleaños de este servicio de Calor en la Noche ha contado con la excepcionalidad de que los usuarios han recibido sus desayunos para consumirlos fuera del local. La asociación, en cumplimiento de las medidas de seguridad dictadas a raíz de la pandemia por el Covid-19, se ha visto obligada a adaptar su servicio ofreciendo desayunos para llevar y manteniendo por tanto cerrado el comedor para garantizar la seguridad de sus usuarios.

Desayunos especiales

Los desayunos especiales de Calor en la Noche han sido posibles, un año más, gracias a la generosa donación de colaboradores habituales de este colectivo que ofrece el servicio a diario y que desde sus comienzos ha llegado a repartir más de 27.000 desayunos anuales.

La última memoria del colectivo presidido por María de la Palma Mení, correspondiente al año 2019, recoge también como dato relevante que, en la atención a personas que pernoctan en la calle, siendo esta la otra labor que desarrolla el colectivo desde hace ya más de quince años, se llegó a tender en dicho periodo a un total de 5.720 personas en el conjunto de poblaciones gaditanas en las que actúa Calor en la Noche. Estas son Cádiz, El Puerto de Santa María, San Fernando y Jerez.

Las cifras de atención a personas en extrema situación de vulnerabilidad atendidas por Calor en la Noche han ido aumentando año tras año, especialmente a consecuencia de la crisis económica.

La situación derivada de la actual crisis sanitaria, con sus consecuencias económicas, laborales y sociales, hace temer un aumento alarmante de las personas en situación de necesidad, con lo que desde el colectivo se vuelve a hacer un llamamiento a la solidaridad colectiva y a la implicación de las entidades públicas y privadas para prestar la atención debida a las mismas.

Atención en 2019

La labor de la asociación Calor en la Noche, centrada en la atención a personas sin hogar en varias poblaciones de la provincia de Cádiz, sigue creciendo y en el pasado año 2019 se llegó a atender en las calles de Cádiz, El Puerto de Santa María, San Fernando y Jerez de la Frontera a un total de 5.720 personas. Esta cifra es muy superior a la del pasado año 2018, cuando se prestaron 4.491 asistencias.

Este dato al alza se puede explicar en parte por ser el primer ejercicio completo en el que el colectivo ha realizado su labor asistencial en el municipio de Jerez de la Frontera.

Por localidades, cabe señalar que en las rondas nocturnas para repartir alimentos o enseres de primera necesidad a las personas que pernoctan en la calle los voluntarios han registrado un total de 1.833 asistencias.

Durante el año 2019 aumentó el número de personas atendidas en extramuros, mientras que disminuyó en el casco histórico. Uno de los motivos de este cambio de tendencia, según explican los propios usuarios, es que las obras del carril bici obligaron a algunas de estas personas a cambiar sus lugares habituales de descanso en la ciudad.

La cifra de personas atendidas en San Fernando en 2019 fue superior a la cifra del año anterior, pasando de 800 a 934 asistencias. Hubo en cambio un descenso en las asistencias prestadas en El Puerto de Santa María, que pasaron de 1.031 en 2018 a 915 en el pasado año 2019.

Jerez fue el municipio en el que se registraron mayores asistencias por parte de Calor en la Noche. Así, en el que fue el primer año completo de trabajo del colectivo en la localidad, se atendió a 2.089 personas.