El brote de Covid-19 surgido en la residencia de personas mayores con el que cuenta la empresa Vitalia en Mairena del Aljarafe, suma ya un total de 20 contagios.

Entre ellos, figuran ya dos personas fallecidas, según ha adelantado ABC y han confirmado a Europa Press fuentes de la Consejería de Salud y Familias.

Así, este brote se ha cobrado una nueva víctima mortal por Covid-19, de nuevo entre los residentes de dicha residencia.

Al comienzo, los positivos en Covid-19 fueron asintomáticos

Al comenzar el brote con once casos divididos entre nueve residentes y dos empleados, la dirección del centro de personas mayores remitía un mensaje a las familias de los residentes.

En él, explicaba que los ancianos que habían arrojado un resultado positivo en la prueba de Covid-19 estaban «estables y asintomáticos».

No obstante, la dirección de la residencia seguía la evolución sanitaria de los ancianos contagiados.

Todo ello, ante cualquier posibilidad de que fuese necesaria su hospitalización. Posteriormente, tres de ellos fueron hospitalizados.

La dirección de la residencia, además, daba a las familias de los residentes sanos la opción de recogerles y sacarles de las instalaciones.

Así era «siempre que el residente permanezca estable y sin síntomas asociados al Covid-19 en los últimos días, una vez realizada prueba PCR con resultado negativo».

Eso sí, solicitaba que la decisión respecto a esta opción no se demorase más allá del pasado lunes 31 de agosto.

Hace pocos días, en cualquier caso, el alcalde de Mairena, Antonio Conde (PSOE), pedía a la Junta de Andalucía «el estudio de la medicalización con todas las garantías vitales de los centros asistenciales de la localidad» afectados por la pandemia de Covid-19. Toda vez que este brote se ha cobrado ya dos víctimas mortales.