El uso de la mascarilla es obligatorio en todos los lugares de España. El lavado de manos, la distancia social y el uso de éstas se han convertido en el pan de cada día por culpa del Coronavirus. Si se guardan mal en el coche puede conllevar multas.

Por ello, es muy importante que sepamos dónde y cómo guardar nuestra mascarilla en el coche. Debemos saber que no todos los lugares del coche en los que dejamos las mascarillas son aptos o recomendables.

El artículo 18.1 del Reglamento General de Circulación, en el cual se especifica que «el conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía».

Usar la mascarilla es necesario para frenar la aparición de nuevos contagios. Sin embargo, existen diferentes tipos de mascarilla que ofrecen más o menos protección y qué sirven para evitar ser contagiado o para evitar que nosotros contagiemos a otras personas.

El Ministerio de Sanidad ha elaborado una guía para conocer qué tipo de mascarilla es la adecuada en función de tu situación frente al coronavirus.

Hay tres tipos de mascarillas: las higénicas, las quirúrgicas y las autofiltrantes. Las primeras están dirigidas a personas sanas, las segundas enfermas y las últimas, a aquellas personas que estén en contacto con el virus.