El arquitecto y empresario de la construcción del municipio malagueño de Marbella (Málaga), Jesús María Flores, ha creado una bandeja de camarero ‘anti-Covid‘.

Esta cuenta con una tapa portante antipatógenos, que busca «cubrir la brecha higiénico-sanitaria que hay entorno a la restauración».

Flores ha explicado que ‘Traylid’, que está en fase de ronda de financiación para poder acometer la primera tanda de fabricación, «es sencilla, práctica, asequible y cómoda de manejar» para los camareros.

En cuanto a su funcionamiento, ha señalado que, una vez preparado «en zona segura» el camarero de barra, «debidamente protegido coloca las bebidas o comida en la bandeja».

Posteriormente, el camarero de sala la recoge empuñando la tapa por su parte superior y, con un leve giro de muñeca, cierra la bandeja.

«El camarero evita así cualquier contacto»

«De esta forma, el camarero puede hacer el recorrido que hay desde la zona de preparación hasta la mesa donde se encuentran los clientes evitando así cualquier contacto físico o en suspense que haya en el ambiente», ha informado.

«Esta bandeja no solo protege los alimentos y a nosotros. Es que, además, psicológicamente también lo hace. Percibes la seguridad», ha señalado en declaraciones a Europa Press Flores.

Ha detallado que, hace unos meses, en pleno confinamiento, ideó este proyecto. Para el mismo, solicitó la correspondiente patente, que se le fue asignada.

Tras ello, ha relatado, desarrollaron prototipos digitales empleando los instrumentos y el diseño 3D.

Tras materializar los prototipos, llevaron a cabo pruebas y ensayos. Asimismo, ha incidido en que, actualmente, están pendientes de concretar ayudas y financiación.

«Es de interés general que todos puedan comprarla» 

Flores ha detallado que esperan poder empezar a comercializar el producto antes de final de año. Asegura que está «muy avanzado» y que el precio oscilará entre los 25 y los 30 euros.

En este sentido, ha señalado que la bandeja anti-Covid «se tiene que generalizar, por lo que la tiene que tener todo el mundo y la tienen que poder comprar. Es de interés general que así sea».

Por otro lado, ha dicho que la idea surgió «por accidente, como surgen este tipo de ideas». Explicó que, que como usuario, había advertido de que cuando se va a una terraza o a un establecimiento de hostelería «había una brecha higiénico-sanitaria bastante grande de seguridad» al trasladar el camarero las consumiciones desde las barra a la mesa.

«A mi me parecía inaceptable, más cuando estábamos adquiriendo bastantes medidas de seguridad» por el Covid, ha remarcado.

«Me fijé en mi niña pequeña jugando»

«Dándole vueltas y, fijándome también en mi niña pequeña jugando, se me ocurrió e ideé la manera de combinar la tapa con la bandeja. De tal manera que pudiese capturar la tapa de forma fácil, cómoda, segura e intuitiva», ha detallado.

En cuanto a su uso en hostelería, Flores ha dicho que ha sido probada por camareros profesionales. Estos han quedado, ha asegurado, «maravillados por la bandeja». «Los profesionales están encantados, no tiene prácticamente detractores», ha apostillado.

«El invento más español e influyente de la historia es, sin duda, la fregona», ha recordado. Pero añade que la bandeja ‘Traylid’ «no solo sigue esos pasos, si no que, además, salva vidas».

«Es muy probable que, al ver esta bandeja, no saben que están viendo historia. La bandeja es la que se va a utilizar, probablemente, de ahora en adelante. Es mucho más cómoda que una tradicional y mucho más segura», ha concluido.