El escritor, periodista y miembro de la Real Academia Española, Arturo Pérez-Reverte, no ha dejado pasar el uso demagógico de un profesor acerca de escribir correctamente. Su contestación irónica no tiene desperdicio.

Andrés Benítez, licenciado en Inglés por la Universidad de Granada, y profesor en la Universidad de California del Sur, en EE.UU., ha realizado sus declaraciones más controvertidas hasta el momento. El docente granadino mantiene que «la ortografía es un marcador de clase social, cuya utilidad es circular». Señala en este sentido, que «el único propósito de aprender el sistema ortográfico actual es demostrar ante otros que lo has aprendido. No hay motivos para no cambiar el sistema por algo que refleje cómo hablan realmente sus usuarios».

Este comentario lo lleva a cabo Benítez a raiz del tweet de Julián Ortega, quien afirma que «la buena ortografía era signo de ‘distinción’ y de ‘virtud’ (la educación era un privilegio mayor que ahora); hoy hay quienes sacan pecho por escribir mal (habiendo sido educados) porque el conocimiento es ‘comunismo’/’satanismo'».

El profesor en California señala que escribir sin faltas de ortografía es un marcador de clases. Parece ser que quiere escenificar que escriben bien las clases altas y mal las bajas… Y llegó la gran respuesta que se ha viralizado de Arturo Pérez Reverte: «Se beia benir haze tienpo rezpetar la hortografia es un bomitivo acto facista».

Casi 10 mil retweets en horas. El intento de llevar todo a la escena política; a las intenciones ideológicas, cansa a un Reverte que no tiene reparos en defender el buen uso de la Lengua Española. En breve, hasta un futbolista que marque más goles será también fascista, por destacar en su profesión, o un zapatero con más ventas que otro que no logra hacer un remiendo.

PÉREZ-REVERTE RECIBE APOYOS Y HASTA UN MENSAJE DE ER CHRISTIAN

A Pérez-Reverte, quien aconsejó en un reciente tweet a un tuitero que se quemara sus partes tras confundirlo con Carlos Herrera: «por mí como si se quema usted el ciruelo«, no le faltan los incondicionales.

Muchos son los seguidores del escritor español que han apoyado la contestación. Como por ejemplo, Antonio Martín: «Mira que cada día batimos el récord de estupideces por minuto que leemos, pero hacía años que no leía una imbecilidad de semejante tamaño. Que la ortografía «es un marcador de clase social». Ay madre. ¿También lo es entonces ducharse, oler bien y otra clase de buenas costumbres?«.

Ramón Rojo, por su parte, indica que «despreciar la virtud, el trabajo o el mérito surgido del esfuerzo y el sacrificio, y por otro lado ensalzar al que escribe mal, habla mal y es un incompetente, es el camino directo hacia la miseria moral y económica de un país«.

Hasta el influencer más conocido de la Bahía de Cádiz, Er Christian, se ha lanzado a responder a Pérez-Reverte: «Periya tu de ke barrio ere onpare ke me zuena tu forma deskribi de mi kolejio«.