Francia retira varios lotes de fuet catalán de los mercados tras detectar 18 casos de salmonelosis, provocando la lógica alerta sanitaria.

Las personas infectadas consumieron fuet catalán de la empresa «Embutidos Solà», situada en la localidad de Gurb (Barcelona).

Varias partidas de este salchichón estaban contaminadas. Los lotes afectados se vendieron en un supermercado de La Gironde, en la región de Nueva Aquitania.

Recomendaciones a las personas que tengan estos fuets

Las autoridades sanitarias francesas recomiendan a las personas que tengan estos fuets que no los consuman y que avisen donde los compraron.

El portavoz de la empresa asegura que no se han encontrado indicios de que los productos afectados hayan salido de la fábrica en mal estado.

Sospechan que el fuet podría haberse contaminado durante el transporte o en el proceso de distribución final.

La empresa retira 1.700 unidades de forma preventiva

Aun así, se retiraron cuatro lotes de fuet tras activarse la alarma alimentaria en Francia, a los que se añaden otros tres lotes de 1.700 unidades que la empresa ha retirado preventivamente.

Descubrió que habían sido producidos en el mismo circuito tras la elaboración de los lotes afectados.

España no ha emitido alerta sanitaria por lo que parece ser que los productos afectados se distribuyeron en Francia «al 90%».