El PSOE dice que con el PP hay más vigilantes en el Ayuntamiento de El Puerto

El concejal socialista Ángel Mª González afirma que esos son los cambios del PP y que antes era diferente

El PSOE de El Puerto de Santa María, a través de su concejal Ángel María González, ha denunciado que el Gobierno de Germán Beardo ha puesto más vigilantes y carteles de prohibido el paso en las dependencias municipales, lo que ha calificado cómo «los cambios del PP».

González ha afirmado que “desde que cambiara el Gobierno en nuestra ciudad hemos visto solo algunos cambios, todos de mera estética”, asegura el edil, a quien le llama especialmente la atención la contratación de otro vigilante de seguridad más y la colocación de carteles que prohíben el paso a través de la puerta principal, “aquella que se abrió como símbolo de apertura a la ciudadanía, y que se mantenía cerrada por motivos de optimización de personal”, durante el anterior mandato de los socialistas.

Los socialistas han explicado que “no solo se prohíbe el paso por la puerta principal, sino también en los accesos al Gabinete de Prensa, Protocolo y Alcaldía, además del uso del ascensor que va directamente a la planta de Contratación, Secretaría General y Asesoría Jurídica”. Por todo esto, el PSOE ha elevado una pregunta al gobierno local solicitando «conocer qué está ocurriendo», pues como manifiesta González “nos consta que las medidas de presión en los controles de accesos a toda persona que quiera acceder al consistorio y, en concreto, a las citadas zonas ha aumentado”.

Para el PSOE portuense, “no es de recibo que en un ayuntamiento se estén dando estos controles que alejan a la ciudadanía de la administración local, la más cercana, y que al mismo tiempo, denotan inseguridad y cobardía por parte de sus gobernantes, que parecen temer el cara a cara con sus ciudadanos y ciudadanas”.

En la pregunta formulada por el Grupo Municipal Socialista, se solicita conocer cuáles han sido las nuevas directrices dadas por Germán Beardo al equipo de seguridad; y en relación al aumento del personal de vigilancia, y conociendo que la partida presupuestaria para ello estaba justa, de dónde ha salido la cuantía necesaria para pagar este aumento de vigilantes privados.