La Junta confía en que la costa granadina pueda «salvar los muebles» esta temporada

El gobierno andaluz se ha gastado más de 20 millones de euros en promoción ante la pandemia, con inversiones en todas las comarcas de las distintas provincias

El delegado de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local de la Junta en Granada, Gustavo Rodríguez, se ha mostrado confiado en que el sector turístico de la Costa Tropical pueda «salvar los muebles» pese a la imposición por el Reino Unido de una cuarentena de 14 días por la crisis del coronavirus para los viajeros que regresen al país procedentes de España, al ser un destino que no depende «tanto» como otros del mercado exterior.

En una entrevista, Gustavo Rodríguez ha indicado que la presencia del turismo nacional y de cercanía llegado desde otros puntos de la provincia de Granada, Jaén o el sur de Castilla-La Mancha está propiciando que los fines de semana haya una «ocupación bastante alta» en chiringuitos, y que los comercios y restaurantes, aunque «a medio gas», funcionen.

En las provincias andaluzas, este verano, marcado por el coronavirus, «Granada no va a ser la más afectada porque no tiene tanto turismo extranjero», y la importancia del inglés es de en torno a un 20 por ciento en Almuñécar, en la costa, aumentando en la Alpujarra o el Valle de Lecrín. Así las cosas, «no supone, como en Canarias o Baleares», comunidades con hasta un 80 por ciento de turismo extranjero, según ha explicado, la columna vertebral de la demanda.

Rodríguez ha detallado que la media de ocupación hotelera en la provincia en julio ha estado en torno al 40 por ciento, y que la previsión para agosto pasaba antes de la decisión anunciada por Reino Unido por mejorar esa cifra, después de una primavera en que hubo «mucho miedo» en el sector, que ahora aspira a «salvar los muebles», mientras se va normalizando la situación a la espera de una posible una vacuna contra el coronavirus.

Inversión de la Junta

La Junta se ha gastado más de 20 millones de euros en promoción ante la pandemia, con inversiones en todas las comarcas de las distintas provincias, y «consiguió» que los ERTE fueran prorrogados por el Gobierno central, al que el delegado de Turismo ha pedido también que «se puedan seguir ampliando».

También la reducción del IVA para el sector y la implementación de bonos turísticos «sería fundamental», ha agregado Rodríguez, quien ha lamentado, sin embargo, que para el Gobierno parece que el del turismo «no es el sector prioritario al que tiene que ayudar para salvar el país».

«La comunidad autónoma ha hecho lo que está en su mano y en sus competencias», partiendo de la base de que «la seguridad es lo que más interesa» en estos momentos, con medidas como la exigencia a los ayuntamientos de los planes de contingencia en sus playas.

En cuanto a las ayudas a los pueblos costeros, Gustavo Rodríguez ha detallado que la Junta va a invertir en los destinos maduros (Salobreña, Almuñécar y Motril) más de 300.000 euros, y que, por primera vez, los diez municipios del litoral granadino han presentado proyectos por los que podrán recibir ayudas para la mejora de la accesibilidad en las playas.

Sumando estas partidas a las que, por más de 350.000 euros en total, se destinarán para pymes y para la creación de nuevas empresas, y a las derivadas de la contratación de 287 informadores, supondrán un montante que supera el millón de euros.