Confirman las sospechas de delito penal de Kichi por ocultar información

«Se abren diligencias para investigar un delito grave contra los derechos fundamentales que ya ha acarreado inhabilitación a alcaldes de la provincia»

El presidente del Grupo Municipal Popular (GMPP) del Ayuntamiento de Cádiz, Juancho Ortiz, ha calificado de “grave” el hecho de que desde Fiscalía confirman las sospechas de delito penal de Kichi por ocultar información, en su constante denegación de la información que le requerían los concejales y grupos de la oposición en el ejercicio de su labor municipal de control al gobierno.

Ortiz ha señalado que “tan solo que Fiscalía aprecie que se evidencian delitos de significación penal es lo denunciado por José Blas Fernández es de gran relevancia porque se abren diligencias para investigar un delito grave contra los derechos fundamentales amparados por la Constitución y este tipo de delitos ya ha acarreado inhabilitación a alcaldes de la provincia”.

Los populares señalaron que la dinámica empleada por Kichi en sus cinco años de alcalde de evadir contestar a las preguntas que se le formulan para conocer asuntos municipales es una muestra más de su carácter sectario y despótico, y no solo es perseguible penalmente sino condenable políticamente.

El presidente del Grupo Popular ha señalado que la práctica de ocultación de Kichi en la gestión diaria del Ayuntamiento comenzó justo cuando acabó su discurso de investidura; “tal y como soltó la mentira aquella de paredes de cristal, transparencia y van a saber los gaditanos a donde va cada euro, comenzó a firmar decretos, levantar reparos de intervención y adjudicar contratos –en algunos casos- con serias advertencias de intervención”.

Juancho Ortiz recordó que durante meses el alcalde fue preguntado por la aparición en la gestión de una atracción de Navidad a una empresa de un allegado que ni siquiera se había presentado a concurso; “desde la famosa pista de hielo gestionada por un compañero de comparsa hasta la ampliación del alumbrado sin cobertura contractual, pasando por un sinfín de asuntos sobre los que nunca ha respondido ni oficial ni oficiosamente. La consigna parece que es el yo hago lo que quiero y quien quiera saber que vaya al juzgado”.

El edil popular señaló finalmente que tenía la esperanza de que las actuaciones de la Fiscalía abiertas en base a la denuncia presentada por la falta de información a los grupos de la oposición sirvieran para aclarar los muchos puntos oscuros que hay en la gestión de Kichi y Podemos en Cádiz donde “periódicamente aparecen empresas, cooperativas o entidades afines a ese partido que de una u otra manera acaban con dinero públicos, bien para hacer auditorías en Onda Cádiz, bien para hacer estudios sobre los más diversos asuntos.

Ahora, espero, el alcalde tendrá que ir contestando a todo eso que quiso ocultar tras las paredes de cristal opaco que levantó al inicio de su mandato”.