La Cena entrega 2.200 kilos de productos de primera necesidad al Hogar San Juan

La Hermandad de San Marcos también colabora con otras iniciativas

Jugar a los pasitos es una frase demasiado en boca de aquellos que pretenden devaluar la riqueza de toda acción proveniente de los cofrades.  Ni existen pasitos en diminutivo ni tampoco prejuicio externo en aumentativo capaz de emborronar el sentimiento cofradiero que late en la ciudad desde tiempo inmemorial. Procurar ridiculizar todo los relativo a la Semana Santa y a los hermanos de las cofradías es intento baldío.

Porque además los cofrades se encargan no de pretextar pero sí de evidenciar la envergadura -la grandeza humana, en suma- de sus fines, de sus objetivos cultuales y asimismo de su determinismo social. Mayormente en tiempos de pandemia, como los que actualmente asola al país en general y azota a muchísimas familias con gravísimos problemas económicos en particular.

La desgracia no deja de serlo por su anonimato. Menos aún cuando se ceba con familias enteras para desplegar auténticos dramas humanos. Las Hermandades no se han quedado quietas. No han permanecido inmóviles. No se han reservado en la pasividad contemplativa. No han elegido la ausencia como respuesta. Sino todo lo contrario: han apostado fuertemente, fortísimamente, por la ayuda al prójimo, por la defensa de la caridad más fraternal.

A diario distintas acciones conjuntas y diferentes bolsas de Caridad de las corporaciones nazarenas trabajan a destajo. Sin parar un minuto en la búsqueda de recursos. Ofreciendo viabilidad a quienes carecen de la misma. Sirviendo de puente. De vaso comunicante. De auxilio en la situación extrema. En el túnel donde no todo es negritud y oscuridad.

Así, por ejemplo, la Hermandad de la Sagrada Cena, presidida en la actualidad por el veterano cofrade Manuel Muñoz Natera. La Bolsa de Caridad Paz y Concordia ‘Padre Carlos’’ hace una entrega solidaria este miércoles día 6 del corriente mes de mayo. Una entrega que merece el aplauso de propios y extraños. Una entrega que esboza la sonrisa en todo cofrade que se precie. Una entrega que es todo a cambio de nada.

En efecto: la Bolsa de Caridad Paz y Concordia ‘Padre Carlos’ hace una entrega de 2.200 kilos de productos de primera necesidad a la Fundación Hogar San Juan. Desde la Hermandad se comunica que “queremos agradecer a la firma Cash Diam de la donación de 500 kilos de detergente. Todo es posible si colaboramos. El Señor de la Cena nos bendiga a todos”.

En este sentido también se constata cómo recientemente, “en días pasados”, se ha entregado 200 kilos de alimentos a la Parroquia de los Cuatro Evangelistas Matriz San Marcos, así como igualmente se han donado 500 euros a los costaleros de la Paz (Hermandad de la Coronación) para su iniciativa ‘Mascarillas de Paz’. ¡Enhorabuena a esta elegante cofradía de San Marcos por su impagable esfuerzo!