El Código Civil deja ‘en ridículo’ a Mamen Sánchez

La alcaldesa de Jerez es nuevamente noticia tras errar supuestamente al distinguir entre bienes inmueble y bienes mueble

Mamen Sánchez ha acusado a la Junta de Andalucía de intentar confundir con el uso del “vocabulario” y las consideraciones de bienes inmuebles, y en su intento no ha estado muy acertada según las consideraciones del propio Código Civil.

La alcaldesa de Jerez ha negado en rueda de prensa televisada que un adoquín sea considerado como bien inmueble, sino que se trata en su caso de un “bien mueble”, ya que este puede “llevarse a otro sitio”.

Confirmando que va a seguir con las obras de retirada del adoquinado, ha manifestado que el pavimento va a ser trasladado para su uso en las obras en la calle Carmen.

Sánchez, asegura que “la Junta no sabe diferenciar un bien inmueble de un bien mueble, teniendo el Ayuntamiento que pedir autorización solo si es un bien inmueble, que no es el caso». Destaca incluso que la actuación de eliminación del histórico adoquinado «la avala la Ley de Patrimonio y el diccionario”.

Sin embargo, el propio Código Civil desmiente las declaraciones y aseveraciones de Mamen Sánchez. En el artículo 334 del Código Civil se especifica que son bienes inmuebles los caminos de todo género que estén adheridos al suelo, como los adoquines, y en el artículo 335 se explica que los bienes muebles son los que se pueden transportar de un punto a otro sin deteriorar a donde estuvieren unidos, deterioro evidente que se produce si se retiran los adoquines del suelo, ya que requerirían de un arreglo de dichos caminos. Por tanto, las palabras de Mamen Sánchez sólo tendrían sentido si los adoquines no estuvieran adheridos al suelo, sino que cualquiera pudiera cogerlos sin necesidad de maquinaria ni deterioro, y pudiera transportarlos a otro sitio.

Código Civil | Artículo 334 

  1. Las tierras, edificios, caminos y construcciones de todo género adheridas al suelo.
  2. Los árboles y plantas y los frutos pendientes, mientras estuvieren unidos a la tierra o formaren parte integrante de un inmueble.
  3. Todo lo que esté unido a un inmueble de una manera fija, de suerte que no pueda separarse de él sin quebrantamiento de la materia o deterioro del objeto.
  4. Las estatuas, relieves, pinturas u otros objetos de uso u ornamentación, colocados en edificios o heredades por el dueño del inmueble en tal forma que revele el propósito de unirlos de un modo permanente al fundo.

Código Civil | Artículo 335

  1. Se reputan bienes muebles los susceptibles de apropiación no comprendidos en el capítulo anterior, y en general todos los que se pueden transportar de un punto a otro sin menoscabo de la cosa inmueble a que estuvieren unidos.

Hay que recordar que Mamen Sánchez ha vuelto a meterse en un nuevo lío que pone en entredicho, una vez más, su gestión al frente del Ayuntamiento de Jerez. Tras aprobar el pasado día 20 de abril en Junta de Gobierno Local nuevas obras en el casco histórico de la ciudad, la Junta de Andalucía ha vuelto a darle un tirón de orejas manifestándole que no puede tocar el patrimonio histórico a su antojo, y que de hacerlo, debe solicitar permiso.

Esta respuesta llega tras la intención de la alcaldesa de Jerez de eliminar adoquinado a través de un Proyecto de Regeneración de las Calles del Centro Histórico de Jerez para la Reducción de la Contaminación Acústica, es decir, que la circulación por las calles de los vehículos no produzca el ruido habitual a su paso.

El Director General de Patrimonio Histórico y Documental, en relación con el Proyecto Municipal de Regeneración de Calles del Centro Histórico de la Ciudad para la Reducción Acústica en el término municipal de Jerez de la Frontera, ha informado que el Ayuntamiento de Jerez si quiere eliminar el adoquinado del centro de la ciudad debe solicitar permiso a la Junta de Andalucía, y de no hacerlo podría incurrir en sanciones que podrían llegar a 1 millón de euros.

Ante esta advertencia, Mamen Sánchez ha querido salir al paso asegurando que está en todo su derecho de hacerlo. En contra de su decisión y de seguir con las obras de Plaza Esteve puede encontrarse a la Junta de Andalucía y al propio Código Civil.