Mireia Belmonte nada en la provincia de Cádiz

La piscina militar de San Fernando acoge este fin de semana el XXXIV Campeonato de Andalucía de Invierno absoluto y junior, con 430 participantes, entre ellas la nadadora badalonesa

San Fernando se prepara para acoger, a partir de este viernes 6 de marzo, el Campeonato de Andalucía absoluto y júnior de invierno en la piscina militar de San Fernando. Un total de 430 nadadores (242 hombres y 188 mujeres) de 50 clubs estarán en liza en la localidad gaditana.

Según fuentes de la organización, la Federación Andaluza de Natación, la participación ha crecido un 4,9% con respecto a la pasada edición.

En la provincia de Cádiz estarán algunos de los mejores nadadores andaluces, tales como los internacionales absolutos Francisco Javier Chacón (Alcalá), Paloma de Bordóns (Bahía de Cádiz), o la vigente campeona y plusmarquista mundial júnior de 400 estilos, Alba Vázquez (Colombino).

Además, cabe destacar la presencia de Mireia Belmonte, Jimena Pérez, Alberto Martínez, la australiana Maddie Gough y la olímpica serbia Anja Crevar, que se ha incorporado hace poco al grupo. Cabe destacar que estas dos últimas nadadoras competirán con licencia por el club Ucam Fuensanta, equipo en el que milita Mireia Belmonte desde 2013.

La presencia de la nadadora badalonesa supone un enorme atractivo para la competición, ya que Belmonte es una de las grandes deportistas española que cuenta en su brillante palmarés con un oro olímpico en 200 mariposa (Río de Janeiro 2016), dos platas, ambas en Londres 2012 (una de ellas en la misma disciplina y la otra en 800 libres) y una de bronce en 400 estilos lograda en Río de Janeiro 2016. Además, acumula varios campeonatos del mundo en piscina corta y uno en la distancia larga, y otros triunfos europeos.

Además, los mejores nadadores presentes en San Fernando prepararán el Campeonato de España open de primavera, a celebrar del 1 al 5 de abril en Sabadell, una cita que también servirá para comprobar las opciones que tienen los participantes de conseguir marcas mínimas para estar en los próximos Juegos Olímpicos de Tokio 2020. La gaditana Paloma de Bordons es una de las nadadadoras que está trabajando para lograr estas mínimas.