La UE «no tolerará» el paso irregular de migrantes

La comisaria de Interior dice que «nadie puede decir con seguridad» que Grecia esté respetando el Derecho internacional

La Unión Europea «no tolerará» el paso irregular de migrantes a través de su frontera exterior y tomará «todas las medidas necesarias» para impedirlo, según han acordado los ministros de Interior del bloque en una reunión extraordinaria en Bruselas para apoyar a Grecia tras la decisión de Turquía de dejar de contener el flujo migratorio.

La declaración pactada a Veintisiete incluye en su versión final la precisión de que tales medidas se tomarán «de acuerdo al Derecho europeo e Internacional», después de que Atenas anunciara el pasado domingo que suspendía durante un mes el derecho fundamental de los refugiados a solicitar asilo en su frontera.

Bruselas ha evitado desde el domingo responder a si cree que Grecia está violando el Derecho internacional por negar protección internacional a los refugiados pero tras la reunión a Veintisiete, la comisaria de Interior, Ylva Johansson, ha confiado en que las autoridades griegas sigan el compromiso que recoge la declaración.

«Nadie puede decir eso con seguridad (si las autoridades griegas respetan las leyes internacionales) porque hay mucha falta de información», ha argumentado Johansson, que no ha aclarado si la UE evaluará más adelante la situación pero ha dicho «contar con que las autoridades griegas» seguirán las normas.

Lo importante, a juicio de la socialista sueca, es que la declaración común deja «muy claro» que «todo tiene que hacerse de cuerdo al Derecho europeo e internacional».

Los ministros han expresado su «solidaridad» con Grecia, en primera línea de esta crisis, y también con Bulgaria y Chipre, que podrían verse afectados por la misma presión migratoria, por sus esfuerzos para controlar la frontera exterior de la UE.

También han adelantado que los estados miembro contribuirán con el envío de medios y agentes fronterizos a la frontera greco-turca para ayudarles en este control.

«Esperamos que los inmigrantes y refugiados respeten las leyes nacionales», ha dicho, por su parte, el ministro croata de Interior y presidente de turno de la UE, Davor Bozinovic, en la rueda de prensa junto a Johansson para rendir cuentas de la reunión a 27.

La declaración común advierte de que los inmigrantes «no deberían ser alentados a poner en riesgo su vida» para tratar de llegar a suelo europeo a través de rutas ilegales ya sea por tierra o por mar y emplaza a Turquía y otras organizaciones en la región a difundir este mensaje para contrarrestar «la difusión de información falsa».

«La UE seguirá luchando activamente el tráfico de seres humanos», continúa el texto adoptado por los ministros en una reunión de apenas tres horas y que continuará el próximo 13 de marzo, en el Consejo de ministros de Interior de la UE regular previsto en Bruselas.

En cuanto a la estrategia de Ankara, los Veintisiete han «rechazado con firmeza» la decisión de Ankara de «usar la presión migratoria con fines políticos» y avisan de que esta estrategia «no es aceptable».

También le recuerdan sus compromisos con la UE de contener el paso de migrantes y refugiados en base al acuerdo de 6.000 millones de euros sellado en 2016.

Apoyo a Grecia de sus socios

Los ministros, además, han expresado la voluntad de las capitales de apoyar a Grecia con más efectivos y recursos que le permitan gestionar mejor el flujo migratorio y controlar la frontera, aunque el encuentro ha concluido sin compromisos formales.

Sí han aplaudido el anuncio de Bruselas de desbloquear 350 millones de euros de manera urgente para ayudar a Atenas y la disposición de otra cantidad igual más adelante. La Comisión también anunció la víspera el envío de un centenar de agentes de frontera para reforzar Frontex en la frontera terrestre.

A su llegada a la reunión extraordinaria, el ministro de Interior español, Fernando Grande-Marlaska, afirmó que cualquier respuesta de la Unión Europea para apoyar a Grecia estaría en línea con el Estado de derecho y la protección de los Derechos fundamentales.

Durante el debate, Marlaska ha dicho que España «estudiará» la posibilidad de ampliar la aportación de España a las operaciones de Frontex en la zona con más medios materiales y personales de Policía Nacional y Guardia Civil, sin dar más detalles de sobre el alcance de la contribución, según ha informado el Ministerio en una nota de prensa.

El titular de Interior francés, Christophe Castaner, por su parte, se mostró convencido de que el anuncio de Atenas de suspender durante un mes el derecho de los refugiados a pedir asilo en frontera «era un mensaje político» para pedir apoyo a sus socios en la UE y «no un mensaje de rechazo».

«En el siglo XXI no se debería jugar con la vida de las personas que viven en la miseria», ha lamentado el ministro luxemburgués, Jean Aaselborn, quien ha censurado la actitud de Turquía y expresado el apoyo de la UE a Grecia, al tiempo que ha apuntado que, «a veces, los derechos se convierten también en deberes».

Luxemburgo y Finlandia han sido los dos únicos Estados miembro que durante la reunión han concretizado una oferta formal para acoger a algunos de los menores no acompañados en Grecia, una emergencia a la que otros Estados miembros se han mostrado dispuestos a ayudar, según ha dicho la comisaria.