La huelga de limpieza de la UMA continúa con nuevos actos vandálicos

Este jueves han comenzado a realizar sus funciones los servicios mínimos dictados por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía

La huelga del servicio de limpieza de la Universidad de Málaga (UMA), que comenzó el pasado lunes convocada por los sindicatos CCOO, CSIF, UGT y CGT para reclamar mejoras de las condiciones para este colectivo, continúa este jueves con la aplicación de los servicios mínimos y quejas por actos vandálicos llevados a cabo por «algunos piquetes».

Este jueves han comenzado a realizar sus funciones los servicios mínimos dictados por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía y que fueron fijados en una reunión este miércoles con las tres empresas diferentes de los tres lotes en los que la UMA dividió el servicio en 2017.

«La práctica totalidad de estos servicios mínimos están ejerciendo las funciones previstas (garantizar la limpieza diaria de los baños en todos los centros universitarios, de la que se deberá encargar una persona en horario de 08.00 a 15.00 horas)», según han explicado desde la UMA a Europa Press.

Las mismas fuentes han indicado que se ha tomado la decisión de que el personal de seguridad pida la indentificación del alumnado y el personal para acceder a algunas facultades y centros «ante la actitud de determinados piquetes, cuyo comportamiento en algunos centros ha sobrepasado la labor meramente informativa» con el esparcimiento de basura.

«En algún caso concreto esta incidencia ha provocado un retraso en el inicio de las clases a primera hora de la mañana, pero una vez normalizada la situación se ha retomado la actividad docente», han precisado desde la UMA.

Por su parte, el secretario general de la UGT FeSMC Málaga, Antonio Solano, ha indicado a Europa Press que los servicios mínimos se desarrollan «con absoluta normalidad».

Asimismo, ha detallado que en una facultad se ha impedido la entrada del Comité de Huelga y desde UGT han dado instrucciones para que continuasen a otros centros sin «provocar ningún tipo de acto violento, ni ninguna confrontación con nadie».

«Cuando sucede una huelga es el fracaso de todas las partes y esperamos que la universidad, que es la que puede tener capacidad para arreglar este conflicto, nos llame a negociar o que haya algún tipo de gesto que alivie la situación», ha afirmado. Al respecto, ha asegurado que «las empresas están atadas de pies y manos, no pueden negociar nada porque saldría de sus beneficios».

«Otras veces que ha habido situaciones parecidas: la Universidad ha entrado, hemos hablado, y nosotros no hemos dicho que esto debe ser de hoy para mañana, se puede hacer de forma gradual, pero acordado en una mesa con todas las partes», ha insistido.

Por otro lado, el responsable de CSIF Empresa Privada Málaga, Miguel Ruiz, ha explicado que la afluencia de la huelga «sigue siendo la misma, de prácticamente el 100 por ciento» y ha avanzado que desde su sindicato van a denunciar que «al Comité de Huelga no le dejan acceder a ninguna facultad donde ellos puedan verificar que realmente están las personas pactadas», ha apuntado.

Igualmente, ha explicado que el resultado de la reunión ha sido «ninguno», ya que «ahí la UMA es la subsidiaria y es la que debe responder», si bien «la UMA ha optado por cerrar allí donde vamos», ya que también ha negado el acceso del Comité del Huelga al Rectorado, ha asegurado.

Actos vandálicos y coronavirus

La UMA ha presentado una denuncia ante el Juzgado de Instrucción número 6 de Málaga, por «daños, coacciones y actos vandálicos en propiedad ajena, así como por creación de alarma higiénico-sanitaria», que prevé ampliar si se producen más actos vandálicos, según han precisado las mismas fuentes de la institución.

Ante las críticas de supuestos piquetes que han echado basura, Solano ha asegurado que «eso es absolutamente mentira: nosotros nos encontramos el día dos cuando se acudió que estaba la universidad que parecía Belgrado hace años; cuando llegaron las personas por la mañana aquello era horrible».

«No queremos achacarle a nadie, creemos que pueden ser grupos de anarco-sindicalistas, pero tampoco me atrevo a asegurarlo, lo que sí puedo decir es que el personal de limpieza no hace estas cosas ni sabe hacerlas», ha resaltado, a lo que ha añadido que se da instrucciones a los responsables de UGT de «no hacer nada que se salga de lo habitual ni tirar papel».

Solano ha lamentado que «los trabajadores de la limpieza desgraciadamente son invisibles a los ojos de la sociedad», por lo que ha indicado que las casi más de 45.000 personas que usan las instalaciones universitarias diariamente «van dejando suciedad y cuando pasan días se van notando los resultados».

Por otro lado, respecto a las críticas por la convocatoria de huelga en plena alerta sanitaria por coronavirus ha opinado que «esto tiene una cara de espanto, que las mentes más brillantes de Málaga, que el profesorado, los rectores, los catedráticos lleguen a la conclusión de que del coronavirus tienen la culpa las limpiadoras».

«Yo desde luego, como sigan en esta línea voy a acudir a programas nacionales y voy a decir el uso perverso que están haciendo de esta situación. Estas cuestiones siempre se solucionan sentados en una mesa, todo lo demás que quieran malmeter es hacer un uso perverso», ha advertido.

Sobre los supuestos piquetes que han esparcido basura, el responsable de CSIF ha afirmado que «nosotros también lo recriminamos, que el primer día se unió gente que, aprovechando que las trabajadoras de limpieza estaban de huelga, se unieron para hacer actos vandálicos que nada tienen que ver con el servicio de limpieza».

«Nosotros, eso sí, lo desmentimos categóricamente porque no hemos realizado ningún tipo de acto vandálico, nosotros solo nos estamos ciñendo a lo que estaba programado», ha resaltado Ruiz.

Respecto al coronavirus ha lamentado que «nosotros llevamos dos meses intentando reunirnos con la empresa y ahora si la cosa continúa dentro de un mes puede que suceda otra cosa y tampoco queremos que se nos vincule de ninguna manera».

Por otro lado, la Asociación Foro de la Comunicación ha cancelado el encuentro que estaba previsto el 6 de marzo en la Facultad de Ciencias de la Comunicación por la huelga de limpieza y para prevenir el coronavirus.

La situación en diferentes facultades

Un profesor de la Facultad de Filosofía y Letras ha explicado a Europa Press que «hay piquetes organizados que van de facultad en facultad ensuciándolo todo» y que ante la situación «insalubre» en los baños algunos docentes han decidido trabajar desde casa.

«El panorama es desolador: todo lleno de basura que los mismos limpiadores en huelga han tirado al suelo y con un hedor insoportable que emana de los baños», ha asegurado. También ha señalado que ha aumentado el personal de seguridad en las facultades, así como la presencia de la Policía Nacional «cuando hay más bullicio».

En la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo la situación es similar, con momentos en los que no se ha podido dar clase por la protesta y residuos «en el suelo y las paredes de los baños», con compresas usadas y excrementos, según ha explicado una estudiante de Comercio y Gestión.

Esta alumna ha detallado que se han cerrado baños por el estado en que se encontraban y que «hay gente que tiene ya infección de orina, porque hay papel y no los limpian». También ha precisado que algunos profesores han recogido basura de las escaleras para evitar accidentes.

Asimismo, una estudiante de Medicina ha indicado que «hasta el decano de la facultad está limpiando de nuevo», y ha recordado que ya recogieron la basura el martes y también este jueves, pues han vuelto a tirar residuos dentro del centro.

«Se ha organizado una patrulla de limpieza y toda la facultad ha metido el hombro», ha afirmado, al tiempo que ha detallado que sobre las 11.00 horas estudiantes y profesores han mostrado su rechazo a las formas en las que se está produciendo la huelga, si bien han apoyado los motivos de la misma.