Fernando Jiménez estrena ‘Conmigo…’ en la Sala Paúl

Concluye dando paso a la esperanza y a la evidencia de que “no hay luces sin sombras, ni viceversa”

Rafael Estévez y Valeriano Paños han indagado sobre el proceso creativo del montaje de ‘El sombrero de tres picos’, obra que Manuel de Falla creara para los ballet rusos del empresario Sergei Diaghilev y con coreografía de Leónide Massine. Fruto de este trabajo de investigación es ‘El sombrero’, que podrá verse mañana jueves día 5 de marzo en el Teatro Villamarta.

Una “fantasía coreográfica” sobre la intrahistoria de este singular montaje -estrenado en 1919- que contó con la participación del bailaor Félix Fernández García y sirvió de nexo de unión entre el baile flamenco y las danzas españolas y clásica.

De otro lado, el baile de Fernando Jiménez se asoma al escenario de Sala Paúl, dentro del ciclo ‘Baile con Ellos’, para estrenar su primer espectáculo ‘Conmigo…’ donde buscará sentir la proximidad que siempre tuvo con un ser querido.

“No hay un sitio mejor para celebrar”, dijo Rafael Estévez acerca del reciente Premio Nacional de Danza 2019, en la modalidad de Creación, concedido recientemente tanto a él como a Valeriano Paños, “Parte del Premio también os pertenece”, señaló Paños haciendo referencia al apoyo que el Festival de Jerez ha dado a ambos en los comienzos de su carrera artística.

Sobre la “fantasía coreográfica” que ambos han ideado sobre el proceso de creación de ‘El sombrero de tres picos’ para su estreno en el Alhambra Theater de Londres en 1919, Estévez indicó que “no es costumbrista ni está ambientada en la época”. Así las cosas, se presenta como un trabajo de investigación “sobre la historia oficial, pero también sobre la intrahistoria, sobre lo que no sabemos pero intuimos”, añadió el bailarín y coreógrafo onubense.

Sin embargo, al margen de los entresijos que todo nuevo montaje conlleva, Estévez y Paños han ahondado en el “carácter de encuentro” que tuvo ese ‘Sombrero de tres picos’ entre la danza clásica, el flamenco y la vanguardia artística de principios del siglo XX. En este repaso histórico han tenido en cuenta los bailes antiguos de La Macarrona, Ramírez de Jerez, el maestro Otero y la farruca de Juan Salido, entre otros muchos.

Y la conclusión para Rafael Estévez es bastante evidente: “El flamenco de hace cien años no es tan distinto al de hoy”, afirmó ante los medios de comunicación. “El único cambio es que hemos puesto más capas de piel sobre el cuerpo, puesto que a nivel coreográfico es muy similar”.

Danza estilizada

Valeriano Paños hizo hincapié en la importancia estética que tuvo la presencia de los ballets rusos en nuestro país. Entre otras cosas, porque “los creadores de la danza estilizada” -tal es el caso de La Argentina- utilizaron a los clásicos españoles, pero también se fijaron en los ballets rusos”.

En ‘El sombrero’ esa reconstrucción de los bailes históricos está hecha con la visión de hoy, pues no es la intención de Estévez y Paños de imitar nada. Y a la hora de reconstruir todo lo que supuso el proceso creativo de ‘El sombrero de tres picos’, se presenta ante el público tanto rasgos inherentes a un ensayo como otros que son propios de una función. En definitiva, “todo el esqueleto de un espectáculo”, matizó Valeriano Paños.

En ‘El sombrero’ todo el cuerpo de baile interpreta a un personaje o incluso más de uno. Rafael Estévez se mete en la piel del empresario ruso, Alberto Sellés ejerce de Félix y Valeriano Paño ejerce sólo de bailarín. Sin embargo, Nadia González Tingherian, Sara Jiménez, Macarena López, Carmen Muñoz, Iván Orellana y Jesús Perona interpretan diversos roles, a menudo en consonancia con su capacidad para abarcar diferentes estilos de danza. Un elenco artístico que completa la guitarra de Benito Bernal y el cante de Matías López ‘El Mati’.

Además de la música de Manuel de Falla, Rimsky-Korsakov y G. Rossini, esta obra cuenta con la aportación musical de Dani de Morón y Luis Gustavo Prado.

De otro lado, el bailaor sevillano Fernando Jiménez estrena su primer espectáculo en solitario en Sala Paúl, dentro del ciclo ‘Baile con Ellos’. Sin ningún hilo argumental, pero “cuidado y mimado” para la danza, el toque y el cante se conviertan en el motor y el filtro de la emoción, es su propuesta que responde al nombre de ‘Conmigo…’.

Pese a que la idea nace de un sentimiento personal de duelo, se produce un punto de inflexión que ahonda no sólo en la pérdida sino en la reflexión que trae consigo. Una reflexión que conduce hacia diferentes estados de ánimo y éstos tendrán su natural expresión en su baile.

‘Conmigo…’ está estructurado en tres partes diferenciadas: alegría-duelo, dolor-recuerdo y pasado-presente-futuro. Y concluye dando paso a la esperanza y a la evidencia de que “no hay luces sin sombras, ni viceversa”.

Alegrías, seguiriya, tango y farruca son algunos de los palos flamencos que reflejan esa transición de sentimientos. El baile de Fernando Jiménez contará con la colaboración de Ángel Fariña, con quien hará un paso a dos con coreografía de Eva Yerbabuena, en cuya compañía ha estado enrolado el bailaor.

Para este ‘Conmigo…’ ha contado con la dirección artística de Mercedes de Córdoba. Sobre el escenario de la Sala Paúl, el cante lo pondrán Samara Montañez, Pepe de Pura y Jesús Corbacho, además de la guitarra de Luis Medina y la percusión de Rafael Heredia.