Exige inversiones y programas deportivos para Torreblanca

El grupo municipal Adelante Sevilla reclama al consistorio «que apueste por el barrio y por sus vecinos y vecinas”

La concejal de Adelante Sevilla en el Ayuntamiento hispalense Eva Oliva ha exigido inversiones y programas deportivos en el barrio tras reunirse con las integrantes de la plataforma vecinal Torreblanca Unida y ha advertido del «fracaso de este gobierno municipal a la hora de gestionar las infraestructuras deportivas públicas de la ciudad».

Oliva ha señalado que «Sevilla cuenta con unas infraestructuras deportivas de calidad y que, bien gestionadas desde lo público, pueden ofrecer un magnífico servicio a los vecinos de la ciudad».

 Sin embargo, considera que el modelo de gestión del responsable municipal del área, David Guevara, «quien continuó con las políticas de privatizaciones de Juan Ignacio Zoido (PP)», ha sido «un rotundo fracaso, tal y como queda patente en el barrio de Torreblanca».

La concejal de la coalición de izquierdas ha recordado que «Torreblanca es un barrio con necesidades de transformación social y, según las estadísticas, es uno de los 15 barrios mas pobres de toda España», por lo que ha exigido que «se ejecute la totalidad de los fondos del Plan Integral, apostando por el deporte como un vehículo de inclusión social».

Oliva reclama al gobierno municipal «que apueste por el barrio de Torreblanca, que apueste por sus vecinos y vecinas, porque, de lo contrario, será el principal responsable de que un barrio popular y de clase trabajadora se convierta en un gueto, como temen muchos vecinos».

La edil ha explicado que «tal y como nos ha hecho saber el barrio, el Polideportivo Municipal de Torreblanca sufre importantes problemas como consecuencia directa de la falta de planificación y de la falta de inversiones» y ha detallado que «se trata de un complejo deportivo inaugurado en 1977 y cuyas pistas de baloncesto y tenis están tan castigadas por el paso de los años que no pueden usarse».

De la misma manera, «las calderas de los vestuarios exteriores no funcionan y las mesas de ping pong han desaparecido, como ha sucedido también con la zona que estaba habilitada para jugar a la petanca». advierte.

Oliva continúa señalando que «la falta de planificación es tan evidente que se construyó una cubierta para la pista de baloncesto y no solo se dañó la propia pista, sino que se levantó a una altura tan elevada que cada vez que llueve los usuarios y usuarias que la usan se siguen mojando».

También apunta a las instalaciones del centro deportivo San Antonio Drago, que están en régimen de concesión administrativa y «permanecen cerradas la mayor parte de los días».

La edil explica que «se trata de una situación que ya se ha detectado en otros centros deportivos, como el de Bermejales II».

Así, ha reclamado al gobierno municipal «que ponga en marcha en estas instalaciones, que se encuentran ubicadas en una barriada con necesidades de transformación social, programas deportivos dirigidos a niños», porque «el deporte tiene que tener una función social».

Respecto al centro deportivo San Antonio Drago, la edil Eva Oliva asegura que ha podido comprobar que en este recinto deportivo hay «espacio suficiente para ubicar nuevas infraestructuras deportivas», pues «además del campo de fútbol existente hay espacio de sobra para ubicar en el San Antonio Drago pistas polideportivas o incluso un skatepark para los jóvenes del barrio».

«La gestión que realiza este gobierno municipal respecto a las infraestructuras deportivas públicas de la ciudad es un absoluto desastre», recalca, añadiendo que, no se invierte en aquellas instalaciones que están gestionadas directamente por el IMD», pero «tampoco se vela para que los recintos concesionados cumplan con la función social que deberían tener».