«Cuando se inscribe un jugador fuera del período es porque está libre»

Enrique Pérez y Martín José García realizaron un análisis pormenorizado de la resolución de FIFA a falta de los fundamentos de derecho

El Cádiz Club de Fútbol realizó una comparecencia de prensa por parte de su director corporativo, Enrique Pérez, y del consejero y secretario general, Martín José García, para hacer un análisis pormenorizado de la resolución de FIFA en el caso de Mamadou Mbaye.

En primer lugar, quisieron dejar claro que desde la entidad se está a la espera de recibir los fundamentos jurídicos, para poder tener una visión más correcta antes de dar el siguiente paso ante el TAS solicitando la cautelar.

«El Cádiz ha obrado de buena fe. Investigaremos y realizaremos las acciones que procedan para depurar las acciones de las personas que han podido incidir en esta intervención. Quiero mandar un mensaje de tranquilidad a todo el cadismo porque creemos que el TAS nos dará la razón y no afectará a nuestro club», aseguraba García Marichal.

Para Enrique Pérez hay varios puntos sorprendentes en la historia: «Es curioso que no ha habido condena en costas. En los juicios, si tienes culpa, te imponen las costas. Nos llama la atención la reducción. Consideramos la sanción totalmente desproporcionada.

Generalmente, si como dice el Watford estaba decidido, no solicitó el transfer de vuelta. El plazo de fichajes en Inglaterra termina el 8 de agosto, por lo que no llegaron a solicitar el transfer. Nosotros pedimos el pasaporte del jugador a FIFA en el que estaba claro que el jugador estaba libre.

La Federación Croata nos dijo que el jugador acababa contrato y sus derechos económicos no pertenecían a nadie. Otro matiz importante es que la inscripción en el club croata es el 6 de febrero, fuera del periodo FIFA. Cuando se inscribe un jugador fuera del periodo es porque el jugador está libre».

La entidad quiso, ante todo, destacar el lado humano de la situación que vive Momo: «Él no ha cobrado un euro del Watford, ni ha ido a Inglaterra. Es increíble. Dentro de todo esto hay que pensar también en el lado humano de Momo, que ha estado dando vueltas durante un año como si fuera mercancía», aseguraban.