La designación de Salvador Illa como candidato a la Generalitat en las próximas elecciones de Cataluña del 14 de febrero sigue provocando reacciones. En las últimas horas, el actual ministro de Sanidad manifestaba su intención de mantener su cargo hasta que no comenzara la campaña electoral. Sin embargo, desde la oposición y los propios socios de Gobierno del PSOE no han apoyado esta decisión e incluso solicitan que abandone su cargo de inmediato.

Salvador Illa PSOE Navidad evolucionan bien

«En 15 días de campaña hay tiempo para explicar nuestra propuesta a los catalanes», aseguraba Illa en una entrevista en La Vanguardia. Asimismo, el miembro del PSOE aseguraba que continuaría trabajando en su ministerio como lo ha venido haciendo hasta ahora y que que haría campaña «cuando llegue el momento». «Dejaré de ser ministro cuando empiece la campaña electoral. Hasta entonces voy a ocuparme de mis tareas como ministro», señalaba.

Unidas Podemos se une a PP, Vox y Cs

Mientras tanto, desde el resto de formaciones políticas solicitan encarecidamente al PSOE que tome cartas en el asunto, reestructure el Gobierno y asuma sus responsabilidades el nuevo ministro que designe Pedro Sánchez. Los últimos en hacerlo han sido Unidas Podemos quienes se han unido a la petición de PP, Vox y Ciudadanos. A través de su diputado Juantxo López de Uralde consideran que el nuevo cargo de Salvador Illa es incompatible con la gestión para hacer frente a la pandemia del Covid-19 en España en plena campaña de vacunación.

Los socios en el Gobierno de coalición del PSOE defiende que, aunque queda más de un mes para las elecciones, desde el momento en el que se anuncian «todo el mundo se pone en modo precampaña». Por ello, consideran que Illa debe dejar su cargo en Sanidad y dedicarse a su candidatura. «En las circunstancias actuales, el ministro de Sanidad debe estar centrado en la lucha contra la pandemia», asegura.

Reacciones de la oposición

Mientras tanto, desde el Partido Popular recuerdan que Salvador Illa negó su candidatura a la Generalitat tan solo un día antes de su designación. Por todo ello, el líder popular, Pablo Casado, ha sido tajante a la hora de afirmar que debe abandonar el Ministerio de Sanidad. “Antes de haber aceptado la candidatura, debería haber explicado a los españoles, especialmente a los catalanes, por qué nos ha mentido”. Por otro lado, consideran que esta decisión de Salvador  Illa puede deberse a que Pedro Sánchez considera que “es un ministro prescindible en un momento tan complicado como este” o a que “antepone el interés del PSOE sobre el interés general de España”.

Por su parte, desde Vox, el Vicepresidente Primero de Acción Política de Vox, Jorge Buzadé ha afirmado que Illa debería de haber dimitido como ministro, no ahora que es candidato a las elecciones en Cataluña, sino «hace meses». Además, han manifestado que el PSOE debe ser quien cubra todos los viajes que Illa realice a Cataluña para participar de los distintos actos de campaña que organice el PSC.

Ciudadanos alerta de la llegada de la tercera ola

Desde Cs, su líder, Inés Arrimadas ha salido en defensa de los intereses de los españoles asegurando que «no se merecen un ministro de Sanidad que ejerza solo en sus ratos libres o a tiempo parcial. Si Illa quiere dedicarse a dar mítines, que deje su puesto. Estamos en medio de la tercera ola de la pandemia y al inicio del plan de vacunación. Hay mucho en juego». «Si Illa sigue compatibilizando ambas funciones, el Ministerio de Sanidad tendrá que poner un cartel que diga ‘cerrado por campaña’«, afirmaba.

Por último, también ha lanzado un aviso a los votantes en relación a un posible pacto entre el PSOE y ERC para gobernar en Cataluña. «Que los socialistas van a hacer un tripartito y pactar con los independentistas es de cajón y lo sabemos todos los catalanes».